Cuántas excusas para controlarnos

La nueva excusa es la pederastia, y por eso el gobierno de Estados Unidos quiere controlar lo que buscamos en Internet. AOL, MSN y Yahoo! ya han accedido a compartir un porcentaje de las búsquedas realizadas. Google afortunadamente ha dicho que no. Y espero que se mantenga firme en esa postura. Lo que quiere conocer el gobierno de Estados Unidos es:

  • Un millón de URLs elegidas al azar de la Base de Datos de Google (10.000 URLs aleatorios de cada uno de los 100 datacenters, también escogidos aleatoriamente)
  • Todas las búsquedas realizadas durante una semana, excluyéndose cualquier dato que pueda identificar a la persona que las realizó.

Y lo próximo que pedirán serán las IPs. Desde luego, nos tratan como tontos. Creen que no sabemos como funciona el mundo de Internet, cuando en realidad sabemos mucho más que ellos incluso. Este excusa me parece horrible porque me parece inútil tener esa información. Si los gobiernos quieren detener a pederastas, lo que tienen que hacer es inflitrarse en los chats, foros y webs (en internet es mucho más fácil que en la realidad) y una vez ahí metidos, detener a todos los que participan en esa actividad tan horrorosa y poco ética. ¡Pero no hace falta saber las búsquedas!

Google ha denegado la petición argumentado que si lo hace, incumpliría la política de privacidad que tiene con todos nosotros. Así que ahora mismo, el gobierno de Estados Unidos ha pedido a un juez federal que obligue a Google a proporcionarle esos datos. Un portavoz de Google ha anunciado que lucharán “con todas sus fuerzas” para evitar ofrecerlos. Espero que todo salga favorable para los usuarios y para Internet.

¡Qué manía con querer controlarnos!