Una de cal y otra de arena

china.gif

Ayer escribí un artículo sobre la autocensura de Google en China, pero finalmente me esperé y lo guardé como borrador para leer la reacción de la gente. Porque es un tema muy complicado. Hoy, creo haber leído suficientes comentarios y voy a intentar exponer mi opinión sobre el tema.

Para aquellos que no sepais de que hablo, os lo resumo. Google anunció ayer el lanzamiento de una versión local de Google en China, Google.cn, que vendrá autocensurada para complacer al régimen dictatorial chino y poder estar dentro del segundo país con más usuarios de Internet (unos 100 millones). Por ello, en un principio Google sólo lanzará 3 servicios: búsqueda en Google, búsqueda de imágenes, Google News y búsquedas locales. Por tanto los chinos no podrán, por ahora, utilizar GMail (correo electrónico) ni Blogger (blogs). Además las búsquedas y noticias estarán censuradas, términos como ‘democracia’, la secta ‘Falun Gong’, la independencia de Taiwan o el Tibet y cualquier otro término que al gobierno Chino le parezca. Hasta ahora, Google no censuraba nada, lo hacía el gobierno a través de El Gran Cortafuegos, quién además provocaba un retardo en las búsquedas para que los usuarios utilizaran otros buscadores ya censurados, como Yahoo o MSN. Como nos ha comentado Enrique en primera persona, China bloqueaba páginas como Blogger. Hasta ayer, Google se había resistido a la censura china.

google_china.jpg

Como podéis imaginar, ayer hubo multitud de críticas hacia Google. La mayoría de ellas no bajaban del tono de “Hipócrita”. Reporteros Sin Fronteras dijo que ayer era un día negro para la libertad de expresión en China. Sin embargo hubo otros comentarios más comprensivos, o por lo menos, que intentaban comprender el por qué, y no solo criticar la decisión; como el de Microsiervos (business is business) o Enrique Dans. Y otros que ya se olían la decisión como Manuel de Mangas Verdes. Estos 2 últimos artículos son altamente recomendables.

Muchos se muestran desconcertados y otros muchos ponen el grito en el cielo. Pero lo cierto es que hay una lógica bastante simple en todo esto: negarse a revelar datos de tus clientes vende mucho en Estados Unidos y en todo el mundo occidental; negarse a colaborar con el régimen no vende nada, absolutamente nada en la China capitalcomunista. Y de lo que se trata, precisamente, queridos ilusos míos, es de vender.

Google sabía que le iban a arreciar las críticas cuando hiciera ese anuncio. Por eso preparó comunicados de prensa explicando la posición y el por qué de esa decisión. Ayer Brin, en el Foro Económico Mundial quiso explicar su postura:

Sé que mucha gente está molesta por nuestra decisión, pero es algo que hemos discutido durante muchos años.

El problema práctico es que en los últimos dos años Google ya ha sufrido censura en China, no por nosotros sino por el Gobierno, por medio del ‘Gran filtro’.

No es algo con lo que disfrute, pero creo que es una decisión razonable

Otra anotación interesante que dejó fue:

Francia y Alemania solicitan censura para los sitios nazis, y Estados Unidos exige también censura basadas en el Acta de Derechos del Milenio Digital (DCMA). Estos países también tienen leyes que impiden la publicación y difusión de ciertos contenidos, como la pornografía infantil.

Tema complicado, muy complicado. ¿Es mejor resistirse a la censura China y defender los principios de la democracia, o aceptar la censura impuesta para que por lo menos haya bastante información (aunque no sea toda)? ¿Es defendible la postura de controlar la información para que la sociedad china no se sature y avance siguiendo los pasos ‘correctos’?

Por una parte critico todo tipo de censura. Google debe rechazar la censura si quiere conservar el crédito ético de su lema “Don’t be evil” y de su decisión de proteger la privacidad de los usuarios. Pero por otro lado, si China no le deja entrar, quizás se pierda una oportunidad de ayudar, aunque sea censurando ciertas palabras, a mejorar la sociedad China. No defiendo para nada la postura de China, solo que como dice Enrique, hay muchos chinos, cerca de 1300 millones. Por tanto no es bueno que se cabreen y provoquen revueltas, más que nada porque dependemos en gran medida de la economía china. No defiendo la dictadura china, solo que como en todo en esta vida hay que hacer una transición, y las transiciones bruscas no son buenas. Tema complicado que veremos como irá evolucionando según pasen los meses y los años.

Actualizado 28.01

En el blog oficial de Google, Andrew McLaughlin habla del tema. No dice nada nuevo que no hayan dicho.

This problem could only be resolved by creating a local presence, and this week we did so, by launching Google.cn, our website for the People’s Republic of China. In order to do so, we have agreed to remove certain sensitive information from our search results. We know that many people are upset about this decision, and frankly, we understand their point of view. This wasn’t an easy choice, but in the end, we believe the course of action we’ve chosen will prove to be the right one.