Los artistas canadienses son seres superiores

Quizás me he pasado con este título pero es que esta noticia me ha parecido la mejor que ha ocurrido en mucho tiempo. Quien tiene el problema de la piratería no somos los usuarios, si no las discográficas. Los artistas, si son listos, no tienen por qué pagar el pato de la mala gestión de sus derechos.

Esta semana un grupo bastante importante artistas canadienses, entre los que se encuentran: Barenaked Ladies, Avril Lavigne, Sarah McLachlan, Chantal Kreviazuk, Sum 41, Stars, Raine Maida (Our Lady Peace), Dave Bidini (Rheostatics), Billy Talent, John K. Samson (Weakerthans), Broken Social Scene, Sloan, Andrew Cash and Bob Wiseman (Co-founder Blue Rodeo) se han unido y han creado Canadian Music Creators Coalition, una coalición donde se separan de las decisiones de sus discográficas y alzan su voz apoyando a sus fans. Su nota o manifiesto dice así:

Una nueva voz

Somos una coalición creciente de músicos que compartimos el objetivo común de que se escuchen nuestras opiniones sobre las leyes y políticas que afectan a nuestra vida. Somos la gente que de verdad crea la música canadiense. Sin nosotros, no habría música que proteger con las leyes del copyright.

Hasta ahora, un grupo de discográficas multinacionales han estado hablando sobre el copyright que necesitan los artistas canadienses. Ni las discográficas ni los publicistas son nuestros enemigos, pero seamos claros: los lobbies de las grandes discográficas están buscando su beneficio, y no hablan por boca de los artistas canadienses. Las proposiciones legislativas que facilitarían demandas y juicios contra nuestros fans o incrementar el poder de las discográficas sobre la música no están hechas en nuestro nombre, si no en las de esas discográficas extranjeras.

Es la responsabilidad del gobierno proteger a los artistas canadienses de la explotación. Esto requiere un firme compromiso con programas que ayuden a los talentos de la música canadiense, y una nueva visión de la reforma del copyright. Los músicos canadienses se han identificado con 3 principios que deberían guiar el proceso de reforma del copyright.

1. Denunciar a nuestros fans es destructivo e hipócrita

Los artistas no quieren denunciar a sus fans. Las discográficas han estado denunciando a nuestros fans en contra de nuestros deseos, y las leyes que permiten tales denuncias no pueden ser justificadas en nuestros nombres. Nos oponemos a cualquier reforma del copyright que facilite a las discográficas estas denuncias. El gobierno debería anular todas las denuncias contra aquellos fans que han sido injustamente denunciados por compartir música con propósitos no comerciales.

2. Los cerrojos digitales son arriesgados y contraproducentes

Los artistas no apoyan el uso de cerrojos digitales para incrementar el control de las discográficas sobre la distribución, uso y disfrute de la música, ni las leyes que prohíban la violación de tales cerrojos. El gobierno no debería implementarlos porque sólo sirven para el dar control a las discográficas y eliminar las opciones de artistas y consumidores. Las leyes deberían proteger a los artistas y consumidores, no a las tecnologías restrictivas. Los consumidores deberían ser capaces de transferir la música que han comprado a otros formatos bajo un derecho de uso justo, sin tener que pagar dos veces

3. La política cultural debería apoyar a los artistas canadienses

La gran mayoría de la nueva música canadiense no es promovida por las grandes discográficas, que se fijan fundamentalmente en los artistas extranjeros. El Gobierno debería utilizar otras heramientas politicas para apoyar a los artistas canadienses y al floreciente escenario musical y cultural. El gobierno debería comprometerse a largo plazo para mejorar el apoyo a mecanismos como Canada Music Fund y FACTOR, invertir en educación y entrenamiento musical, crear impuestos limitados para los royalties del copyright, proteger a los artistas de las desigualdades y hacer más transparentes las sociedades de gestión de derechos.

Este lunes día 1 van a hacer una conferencia de 10.30 a 12 (aquí en España será de 16:30 a 18) así que tendremos noticias por la noche de qué han dicho qué medidas van a tomar. He leído también que muchísimos socios se están dando de baja de la CRIA (la SGAE canadiense.

¿Serán nuestros artistas realmente artistas o son solo marionetas en manos de las discográficas? Hay muchos que está claro que sí, que son sólo productos comerciales que si les dejan sólos se empiezan a oír gallos; pero supongo que hay muchos otros grupos que de verdad les gusta cantar. A ellos les pedimos que tengan el valor de levantarse y decir lo mismo que están diciendo los artistas canadienses. ¡Sed valientes!