Y ahora el .gal

Parece que Galicia también se apunta al carro del dominio propio. Queda muy bien eso de tener xunta.gal por ejemplo. Queda muy nacional, muy patriótico. Aunque dudo que sea útil tener un .cat o .gal porque lo único que produce son mayores gastos de dominios para las empresas o que los usuarios no sepan directamente cual es el dominio. Y no creo que sirva para ‘promocionar’ la cultura catalana o gallega. Si quieren que haya más documentos en catalán o en gallego pues ¡háganlos! ¡Mejoren la wikipedia! ¡superen a la wikipedia en castellano! Así se conseguirá una mayor presencia del catalán y del gallego en Internet y no a través de nuevas fronteras como los dominios. Pero bueno, si quieren tenerlo, perfecto, así quizás se sientan más realizados.

Y una pregunta por si alguien lo sabe, ¿por casualidad no obligarán a escribir en catalán en los dominios .cat?¿o sí?

Actualización

He estado buscando en la página oficial del dominio .cat y he encontrado las siguientes preguntas y respuestas que resuelven mis dudas.

4.2. ¿Es obligatorio que la web sea en catalán?

No. Pero si es en catalán no tendrá que justificar nada más. En cambio, si no hay una parte significativa de la web en catalán, no podrá obtener un dominio .cat sin haber demostrado la vinculación que mantiene con la comunidad lingüística y cultural catalana. En caso de que una web pueda demostrar su relación con la promoción de la cultura catalana aunque esté en otras lenguas, podrá obtener este dominio.

4.3. ¿Por qué son necesarias todas estas comprobaciones?

Por el tipo de contrato establecido con ICANN. Del mismo modo que un particular no puede pedir un .edu y hay que ser un museo para tener un .museum, las condiciones de asignación de los dominios .cat tienen que ser comprobadas.

4.4. ¿Qué pasa si en cuanto consigo el dominio dejo de cumplir las condiciones? ¿Me pueden retirar el dominio?

Sí. Las condiciones del contrato entre la Fundación puntCAT y ICANN determinan claramente que el dominio .cat es sólo para usos relacionados con la lengua y la cultura catalana. Cualquier web que no cumpla estas condiciones tendrá que ser enmendada rápidamente o se bloqueará el dominio. Por ejemplo, si el dominio se utiliza para webs en inglés dedicadas a gatos (“cat”, precisamente, en esta lengua).