Y obviamente rodaron cabezas

El escándalo de AOL ha traído ya sus primeras consecuencias, 3 empleados despedidos. Y esperemos que no sea la única, y que AOL no se vaya de rositas.