Más movimientos musicales

Por una parte nos enteramos de que EMI también va a ofrecer su música a través de SpiralFrog. Me parece genial aunque el paso parece no ser tan grande como lo que parecía al comienzo. A ver al final en que queda.

Y por otra las discográficas quieren que no sólo las grandes tiendas puedan vender música, si no que cualquiera podamos crear una tienda online con el catálogo que queramos y venderla. Según el cofundador de BurnLounge la idea es “llevar el equipo de calle al siglo XXI”. Señor, el siglo XXI es música gratuita por mucho que le déis vueltas. Me da igual que me la venda Apple o mi mejor amigo, no la voy a comprar.