Turismo espacial

Aparte de los astronautas “oficiales”, ya son varias las personas que han podido darse el gustazo de viajar al espacio. A cambio de pasar una semana en la ISS (Estación Espacial Intenacional) tuvieron que desembolsar la astronómica cifra de $20 millones, pero seguro que no les costó demasiado soltar ese dinero. La última turista espacial es una mujer que hace dos días despegó desde un cosmódromo ruso, y esta mañana ya ha entrado en la ISS.

Como novedad, está haciendose un seguimiento suyo vía blog. Los blogs llegan cada vez más lejos, y si no que se lo pregunten a Martin Varsavsky, al cual hemos podido ver últimamente blogueando desde los lugares más insospechados: una montaña, un taxi en New York o incluso el WC de un avión (desde el asiento le daba corte por la señora con la que estaba sentado, jeje).

Volviendo al tema del turismo espacial, ya hay agencias de viajes que tienen una sección dedicada. Por ejemplo, con Destinia podemos comprar paquetes turísticos espaciales para todos los bolsillos: afiliarse al SpaceFlight Club ($980), realizar una serie de vuelos parabólicos en EEUU ($3.750 + tasas), vuelos suborbitales ($102.000) o incluso hacer una Misión Cirunlunar ($100 millones).

Las personas del montón tendremos que esperar a que bajen los precios…. o a que la lotería nos haga ricos.

(Vía Microsiervos y Diario Hacker)