Tierra Plana

Siempre los hombres han tratado de conocer su entorno, saber cómo funciona el cosmos que los rodea. Y dentro de este cosmos está el lugar donde vivimos, lugar en sentido extenso, el más extenso que podamos imaginarnos, hasta donde llegue el horizonte, y más allá. ¿Existe un límite a partir del cual caemos?, antes les parecía lo más razonable. No se concebía bien la idea de infinito, que algo no tuviera inicio ni fin no concordaba demasiado con la idea de un creador; y pensar en una superficie curvada que, aunque no tenga fronteras tampoco es infinita (una esfera) cabía menos aún en la cabeza de aquellos seres humanos. Ponéos en situación:

- Escucha, (le dice un egipcio a otro), si sigues caminando por ahí, todo recto, volverás al mismo punto desde el que partiste.

El segundo egipcio seguramente daría largas al pobre loco:

- Si… bueno…. en cuanto acabemos la pirámide.

Volviendo al tema, encontré por internet el texto de una conferencia que habla acerca de todas las vueltas que ha la idea de “Tierra” a lo largo de la historia. Aunque está escrita de forma amena, hay alguna que otra expresión que no se entiende bien porque el autor es argentino. Y del párrafo final mejor ni hablar.

Os dejo aquí una frase curiosa que escribió un tal Lactancio allá por el siglo III ó IV:

¿Existe alguien lo suficientemente extravagante para estar convencido de que existen hombres que tienen los pies para arriba y la cabeza para abajo, y que las hierbas y los árboles crecen descendiendo, y la lluvia y el granizo caen subiendo?

Relacionado con todo esto, encuentro vía pjorge una bonita y curiosa tarta de bodas:

tarta-tierra.jpg