Hamburguesa 2.0

Le copio el título a Juan Varela sobre esta polémica del Ministerio de Sanidad vs Burger King. No voy a entrar en ella, sólo la comento porque me ha parecido muy curiosa y muy acorde a los tiempos que corren, la respuesta de Burger King. Ha creado un blog donde defiende el derecho a la libertad para comer lo que sea, sea una doble whopper o una ensalada. Hace un guiño a los hombres que apelan al “hombre de verdad” que llevan dentro y que se rebelan contra lo establecido. Varela no lo ha podido expresar mejor:

Marketing y publicidad viral es su respuesta. Inteligente en tiempos de estímulos compartidos y autoridad cuestionada.

El bien público ya no existe, ha sido sustituido por la política de la vida cotidiana (Anthony Giddens). Marx ha muerto. Las ideas de las clases dirigentes ya no son las ideas de la sociedad. Ahora imperan las de la publicidad del deseo. Contra la pasión del placer, la apología ascética del bien individual y social de la ministra Salgado no tiene ninguna opción de ganar.

El cliente se impone al ciudadano.

La autoridad de la ministra de Sanidad sucumbre ante el placer barato y la iconografía del deseo desplegado en el blog y los anuncios de las hamburguesas 2.0

Si además la retórica de la rebelión individual se explota como en estos anuncios, la vieja autoridad no tiene ninguna opción, tenga la razón que tenga.

Con las nuevas herramientas de Internet surgen nuevas formas de lucha, las empresas aprenden a hacer guiños a sus clientes y éstos aceptan la rebelión y echan un cable para luchar contra lo establecido. De esta polémica me quedo con la inteligente manera de Burger King de buscar la complicidad de sus clientes usando una campaña algo extremista para llamar la atención.