De París al cielo

Hace justo un mes que volvimos de París… y un día de estos me llega un email con el siguiente asunto: De París al cielo. No es publicidad de una agencia de viajes, tampoco spam de una secta invitando a apuntarse (de verdad que pensé en estas dos cosas antes de abrirlo). Luego ya me di cuenta del remitente: CaosYCiencia.

CaosYCiencia es una web se publican pequeños artículos de divulgación científica. Son muy breves, se leen en poco más de 5 minutos, y suelen ir acompañados de elementos multimedia. ¿Sobre qué temas? pues escriben de todo un poco: física, biología, matemáticas, arte, historia… pero tienen especial predilección por la astronomía.

Y a lo que iba, el artículo habla sobre el observatorio de París, desde sus orígenes hasta nuestros días. Se plantearon muy bien dónde construirlo, al sur de la ciudad, para que los vientos predomiantes (del sur) no les arrastrasen el humo (parece mentira que ya en el siglo XVII tuvieran problemas de contaminación). Luego, también tiene un par de pabellones octogonales cuyas paredes reciben el sol al amanecer/anochecer de forma perpendicular en fechas claves: equinoccios y solsticios.

Dicho observatorio fue uno de los más importantes del mundo, y en él se descubrió el planeta neptuno, se hicieron mediciones de la velocidad de la luz, e incluso se demostró la rotación de la Tierra con el primer Péndulo de Foucault situado en un lugar público.

Actualmente el Observatorio de París está situado en tres emplazamientos, pero el de visita obligada será siempre el original. Y aquí viene mi lamento, aunque sólo estuvimos 4 días en París no lo visitamos :( . Es como estar en Londres y no visitar el observatorio de Greenwich, tener un pie a cada lado del meridiano 0, pisar el Este y el Oeste a la vez, ¡el mundo entero bajo tus pies!, bueno, esto siempre es así pero allí adquiere un significado especial.

En fin, que ya tengo (otra) excusa para volver a París.

De París al Cielo