Oyster card

Este tipo de tarjeta es la que hemos utilizado para viajar en el metro y los autobuses de Londres. Es una tarjeta de prepago de tamaño DNI que al ponerse casi en contacto con unos lectores (8 cm deja de margen) transmite la información y comprueba si tenemos dinero para hacer el viaje o no. Es asíncrona, por lo que en la tarjeta se guarda la cantidad disponible y los últimos viajes. Así no hace falta conectarse con la base de datos en todo momento. El chip es de Philips y tiene una capacidad de 1 kbyte.

Es muy cómoda de usar, reconoce casi al instante si tenemos dinero o no; asi que el siguiente paso ya sería que la leyera sin sacarla del bolsillo. En los autobuses basta con pasarla al subir, pero en el metro hay que pasarla al entrar y al salir (comprobar las zonas). Si te quedas sin dinero puedes recargarla en las estaciones o por Internet; y cuando terminas el viaje te devuelven lo que te sobra. Así que realmente está bastante bien hecha.

Sólo tengo una pega, en un viaje en metro no quedó guardado dónde empezamos y por eso nos cobraron el máximo (unos 6€). Supongo que es un caso especial que no se repite a menudo, o eso espero al menos.

Más info en la Wikipedia