Consecuencias de compartir un ancho de banda pequeño

Un anónimo que vive en una residencia me pasa esta serie de consecuencias que tienen en la gente tener que compartir una red wifi con un ancho de banda pequeño.

  • La gente es lo más egoísta que puede: el emule o el torrent bien cargados. Y nadie dice que tiene enchufado nada. Luego se cae la wifi, y nadie entiende por qué, nadie conoce el motivo…
  • El msn crea adicción: cuando no hay Internet, la gente se pone muy ansiosa, como que no pudiera estar sin él.
  • Cuando Internet funciona, la gente es menos sociable. Nos juntamos para las comidas y poco más. En cambio, cuando no hay Internet, nos podemos pasar horas y horas hablando.
  • Se crean leyendas urbanas como…”¿es verdad que alguien ha hecho algo para que cuando se conecte se lleve todo Internet para él y no funcione para las demás?” o…”se han roto dos antenas; eso ha sido alguien que se ha metido en la wifi y las ha anulado”.
  • En cuanto la gente aprende a ver “redes inalámbricas disponibles” y aprende a diferenciar entre redes adhoc y las otras, ya se cree que sabe teleco (en serio). Y no se te ocurra llevarles la contraria cuando explican por qué Internet va lento o la intensidad de la señal es baja, que se ofenden. Para ellas el ancho de banda ya es una cosa de andar por casa; que porque estudies teleco no vas a saber más de lo que se aprende con actualizar redes inalámbricas disponibles.
  • Las teorías que se crean de “¿Por qué no va Internet?” son para estudiarlas también.

¿Alguien tiene más casos? Gracias al anónimo.