Helsinki quita todas las cabinas de teléfono

La lógica y el dinero se imponen al romanticismo. Helsinki se queda sin cabinas, excepto en algún sitio como hospitales o aeropuertos. Es totalmente lógico con una penetración de móvil superior al 100%. La situación en España es algo distinta porque aún se ven muchos inmigrantes llamando a través de las cabinas; pero sin duda, a pesar de que las mejoren con acceso a SMS e “Internet”, están condenadas a la desaparición. ¿Qué pasará con las cabinas rojas de Londres? Esas son un símbolo turístico, por lo que no creo que sufran el mismo destino que las finlandesas.