Cómo deberían combatir la piratería las TVs

Me ha gustado el artículo de Duncan Riley en Techcrunch sobre cómo las TVs americanas deberían combatir la piratería. Cada un par de meses viene bien recordar el panorama, y tras haberse estrenado Hulu; aún más.

1. Se tiene que dejar elegir

Hulu ha comenzado con buenas críticas, pero no permite descargas. Puede que algunas personas quieran ver las series en el ordenador, pero la mayoría prefiere verlas en la TV, o en dispositivos portátiles como los iPods. Puede que Apple no les pagara lo que la NBC quería, pero eso ya es mucho más que las decenas de miles de personas que se los descargan de Torrent o similares les están pagando, siendo muchos de ellos antiguos clientes de iTunes. Las cadenas tienen que ofrecer sus shows en el mayor número posible de formatos, y sinceramente eso no es tan complicado.

2. La imposición de restricciones geográficas ya no funciona

Hulu está bloqueando a cualquiera que viva fuera de Estados Unidos. La razón son los acuerdos de distribución internacional, que como nosotros bien sabemos, hacen que las series no las podamos ver aquí hasta dentro de 2 o 3 años. Si quieren reducir la piratería, ¿por qué no eliminan estas fronteras? Que abran su contenido al mundo y den parte de los ingresos a sus socios internacionales. Están teniendo cero ingresos en este aspecto, cuando hay decenas de miles viendo sus series el día siguiente a su emisión en USA. Y además están bajando sus ingresos cuando los echan aquí porque las audiencias bajan al ser episodios “repetidos”. Deben ofrecer una alternativa a los espectadores internacionales, una alternativa más fácil que el torrent.

3. Siempre disponible

Los nuevos episodios en Hulu estarán disponibles sólo durante 5 semanas. Si te enteras de una serie a la sexta semana ya no podrás ver el primer episodio a menos que te lo descargues del torrent. No tienen sentido estas restricciones, tienen que dejar al espectador que decida cuándo quiere verlo.

El decálogo de consejos que yo daría a las cadenas sería:

  1. Produce buenas series y programas.
  2. Reduce los eternos bloques de publicidad actuales.
  3. Véndelas para descargar desde el mismo momento de la emisión a un precio de 2€ (sin publicidad)
  4. Ofrécelas en varios formatos y resoluciones (a peor resolución, precio más bajo)
  5. Tiene que ser absurdamente fácil el descargarlas y poder verlas en la TV (Decos, AppleTV o algún gadget estandarizado entre las diversas cadenas)
  6. Ofrece las series y programas internacionales el día siguiente a su emisión, con o sin subtítulos.
  7. Y ponte a trabajar para que esté en español lo más pronto posible.
  8. El DRM lo único que hace es incrementar la piratería, olvídalo porque SIEMPRE estará tu serie en las redes P2P; lo que tienes que hacer es que sea más cómodo conseguirlo a través de los cauces con los que eres recompensado.
  9. No elimines el contenido al cabo de unas semanas, déjalo; siempre habrá alguien interesado, además ¿no conoces la teoría de la larga cola?
  10. Los espectadores son tus aliados, no tus enemigos