El siete, ese número mágico

El siete es y ha sido siempre un número mágico. La Biblia cuenta que Dios hizo el mundo en seis días, y al séptimo descansó. El el mundo antiguo, siete sabios tuvo Grecia y sobre siete colinas se fundó Roma, la ciudad eterna. La tradición cristiana también ha hecho suyo este número. Siete son los pecados capitales que llevan al infierno, y también los sacramentos para identificar al creyente. Más tarde, ya con el descubrimiento de América, siete fueron los mares que cruzaban los marinos y aventureros en busca de gloria y del séptimo cielo. Hoy, además, los días de la semana son siete, como los colores del arco iris y el número de notas musicales. Hay incluso quien dice que los gatos tienen vidas. En Hollywood, Siete ocasiones tuvo Buster Keaton como Siete mujeres John Ford. Además de que siete fueron los magníficos, los samuráis, las novias de los siete hermanos y los enanitos de Blancanieves. Siete virtudes tenía el bushido, el código de honor de los guerreros japoneses de los siete cielos. Y siete edades tenía el hombre, según escribió Shakespeare.

– Revista Clío Julio 2007, pág. 3

Adiós 2007, Bienvenido 2008. ¡Feliz Año!