Consejos para emprendedores (geeks)

Me ha gustado mucho esta serie de consejos para emprendedores (geeks) de Marc Hedlund. Voy a traducir los títulos, con una breve descripción. Más en la entrada original.

Empezando

  • Es bueno ser el rey – Cada día tu trabajo es nuevo y diferente; cada día tienes que empujar en nuevas direcciones. Trabajar en un ambiente que has modelado según tus propios criterios sobre cómo debe funcionar una empresa, es increíble.
  • Perder fastidia – Cerrar una compañía es muy difícil, en todos los aspectos de tu vida. Tendrás que explicar porqué cierras a la gente que te prestó dinero y no lo podrá recuperar. Muchos emprendedores fracasan antes de tener éxito. Lucha todo lo que puedas.
  • Teniendo un solo plan, fracasarás – La gente que empieza con un sólo objetivo, venderlo a una empresa grande, verás sus opciones muy limitadas. Planifica cuantos más caminos mejor para tu compañía, asi podrás tener siempre un Plan B si la venta (o tu primer camino) no funcione.
  • La prudencia se convierte en falta de decisión – está muy bien investigar tu mercado y hablar con potenciales clientes sobre tus ideas. Pero un exceso de esto puede ser un impedimento para que comiences.
  • El momentum se construye ahora – sólo empieza, haz lo que puedas. Un prototipo vale 10.000 palabras. Una vez que comiences, tendrás gente que te ayude.
  • Empieza cuando estás más entusiasmado que miedoso – La falta de miedo es irracional, y demasiado miedo debilita.

La idea

  • Haz caso a la idea que no te deja en paz – Algunas veces una idea se te pega y no consigues dejar de pensar en ella. ¡Haz caso a esa idea! Empieza a trabajar en ella. ¿Te has levantado de la cama y has escrito algunas ideas sobre ella? Esa es la que tienes que elegir.
  • Si ocultas tus secretos del mercado, el mercado ocultará sus secretos de ti – algunas veces los emprendedores guardan celosamente sus brillantes ideas; todos deberíamos preocuparnos más de desarrollar una idea en un mercado sin interés.
  • Un sí inmediato, es un no inmediato – ¿Todo el mundo te dice que tu idea es genial? Escapa. Si la idea es tan obvia el mercado estará lleno de competidores, y no podrás avanzar.
  • Contruye lo que sepas – este es el consejo más básico. Antes de empezar una compañía párate a pensar y comprueba que tu necesidad es una necesidad general – recuerda que no todo el mundo está en frente de un ordenador.
  • Da a la gente lo que necesita, no lo que ellos dicen que necesitan – las entrevistas son peligrosas. A veces la gente dice que compraría un tipo de producto si existiera y luego no lo hace; o una idea puede sonar fatal, y luego el producto venderse muy bien. Las preguntas del estilo Si o No suelen ser malas, mejor una escala de valoración.
  • Tus ideas serán mejores cuanto más sepas sobre el negocio – A los ingenieros no les gusta escuchar esto, pero cuanto más sepas sobre tdo, mejores ideas tendrás.

Gente

  • Tres está bien, dos es perfecto – Tener demasiados cofundadores hace que las decisiones sean difíciles de tomar. Si estás tu solo, tendrás que llevar todos los problemas. Tres personas pueden funcionar bien juntos, pero tener dos fundadores es lo mejor.
  • Trabaja solo con la gente que crees en ella – Trabajar solo con gente que te gusta, es mucho más divertido y más productivo, que pelar con gente muy lista, pero que no cuadra contigo.
  • Trabaja con gente que cree en ti, de verdad – Encuentra a la gente que realmente quiere trabajar contigo, y ponlos en los puestos en donde los necesitas. Lo pasarás mejor y harás más cosas.
  • Las grandes cosas son hechas por gente que comparten pasiones, no por gente que han sido convencida – Mejor esperar, y encontrar la persona que cree en tu causa, a tener que convencer a alguien para que cofunde una empresa contigo.

Producto

  • Las buenas ideas no sirven si no grandes necesidades – Este es el clásico error de los ingenieros emprendedores. Es mejor empezar con la necesidad, y ver como la resuelves de la mejor manera posible.
  • Construye de la forma más sencilla posible – Haz el producto más simple posible que resuelve esa necesidad. La simplicidad lleva a la claridad en todo lo que haces.
  • Resuelve problemas, no problemas potenciales – Puedes gastar un montón de dinero en implementar soluciones a problemas que no tienes y que quizás no tengas. Trabaja en los problemas más importantes de ahora, y deja el resto fuera.
  • Prueba todo con gente real – Es increíblemente útil hacer esto. Busca gente que usa ordenadores porque tienen que y no porque les guste. Págales $20 por 20 minutos, y te verás recompensado 100 veces más.

Dinero

  • Empieza con nada, y no tengas nada por mucho tiempo – Presupuestos pequeños te hacen centrarte. No salgas a buscar un montón de dinero nada más comenzar. Empieza con lo mínimo para ir yendo, y usa los límites para motivarte y mejorar tus soluciones.
  • No dejes saber que estás guardando un secreto – Decir a un inversor “No puedo hablar sobre eso” es terrible. Está bien estar atento, para que tus posibles inversores no den tu información a tus competidores. Tendrás que guardar secretos, pero se lo más diplomático posible. Aprende a llevar la conversación hacia donde quieres. Y según te sientas más cómodo con ese inversor, dále más información.
  • No significa quizás y sí significa quizás – no debes nunca hacer caso a un “no” de alguien con el que quieres trabajar. Acepta el no, pide feedback, y de vez en cuando mándale actuaizaciones de cómo vas en el mercado. No pares de buscar inversores hasta que que no hayan firmado, y no aceptes medias promesas del estilo “Inveritremos en tu empresa si otro inversor lo hace”.
  • Para los inversores, el producto no significa nada – En una presentación a inversores, una transparencia debe ser sobre el producto, y el resto que cubra el mervado, competidores, necesidades económicas, otros inversores, experiencia del equipo. El producto impota menos a la mayoría de los inversores que la credibilidad del equipo, las propiedades del mercado. Obsesionate en tu producto en tu tiempo, presenta tu negocio en todos sitios.
  • La mejor manera de obtener una inversión es no necesitarla – Si tienes un negocio con clientes reales y estás pagando todas tus facturas, será más probable que consigas una ronda de inversión que si necesitas esa ronda para sobrevivir. La frase “Podemos acelerar nuestro crecimiento con más dinero” llama más la atención que , “Necesito tu dinero o cerraremos”

¿Más consejos, opiniones?