Xbox Live quiere cargarse su larga cola

Como comentan en Wired, desde el equipo de Xbox Live están pensando en eliminar los juegos (creados por programadores independientes) de su Xbox Live Arcade que hayan tenido una tasa de descargas menor del 6% (65 puntos). La razón que dan es que tener 130 juegos es muy complicado, muy lioso y los jugadores no encuentran lo que buscan. La respuesta es bien fácil, mejoren su interfaz; si es mala, no es problema de que haya juegos malos o que se bajen poco, si no de que no saben hacer interfaces. iTunes tiene 6 millones de canciones y no eliminan las canciones por muy poco que se hayan bajado.

El error que pueden cometer es cargarse la larga cola, porque como ya ha explicado Chris Anderson con su famoso ensayo; y ha demostrado empresas como Amazon con los libros, Netflix con las películas o iTunes con la música, entre muchísimas otras; es que en la larga cola hay muchísimo dinero. Almacenar los juegos no cuesta dinero, por lo que son todo beneficios. Lo único que tienen que conseguir es que la interfaz sea cómoda para sus usuarios.

Los otros actores principales del mercado, Sony y Nintendo, no se han planteado todavía este tema. Sony solo tiene 5 títulos en su tienda de la PlayStation 3; y Nintendo tiene un modelo en que lanzan varios juegos una vez a la semana, por lo que en el caso de que quieran, pueden imponer calidad sobre cantidad.

Podrían intentar convencernos diciendo que es mejor que ellos aseguren que los juegos cumplen con una calidad mínima; pero eso no es lo que pasa en el mundo del software, de Internet (y lo bien que va). Tienen que dejar libertad total para que se suban demos, juegos incompletos, juegos cutres, juegos con errores, etc; que luego ya el mercado eligirá los mejores y dejará el resto para la larga cola. Al igual que tiene que pasar con la tienda de Apple para el iPhone e iPod Touch.

Pero lo que está detrás de todo esto es el poder por controlar el medio por el que se distribuirán todos los juegos en un futuro muy muy próximo. Las secciones de juegos de los centros comerciales, las tiendas tipo Game; pueden ir diciendo adiós; porque los juegos se comprarán online. Ya no es necesario comprar unos trozos de cartón y plástico. Si lo puedes conseguir desde el sofá, ¿por qué molestarte en irte a la tienda? Y claro, otro asunto será el precio. ¿Bajarán los precios ya que no habrá que pagar transporte, comisiones varias; o por el contrario se mantendrán y Sony/Microsoft/Nintendo se quedarán con los beneficios para poder seguir bajando los precios de las consolas?