Telecinco se hace el harakiri

Mira que odio Telecinco, es la cadena que menos me gusta (y eso que no veo la televisión excepto los telediarios); pero su “magnífica” programación (que sería digna de otro post para analizar la altísima calidad de sus programas) consigue enganchar a mucha gente (fruto del “gran” nivel cultural que tenemos en España). Y mucha de esa gente vuelve a ver, o enseña los vídeos de partes de sus programas a otros amigos vía YouTube. Pero como la gente de Telecinco es muy lista, han decidido denunciar a YouTube por difundir sin permiso sus contenidos. Paolo Vasile, consejero delegado de Telecinco, ha dicho que los gobiernos y la policía tienen que perseguir a YouTube igual que se hace con el top manta.

Son igual de piratas; no llegan de Senegal como los del top manta, pero son piratas, unos piratas que cotizan en Bolsa y a los que todo el mundo piropea y celebra como unos genios, pero que están haciendo un daño muy grave al mundo de los autores y de la cultura.

Telecinco ha pedido en la demanda que YouTube cese su actividad y más tarde, pedirá una compensación económica por los perjuicios que le ha ocasionado hasta ahora ese pirateo. Dicen que son cifras “colosales”, porque son decenas de miles de videos de Telecinco los que se han colgado y se cuelgan cada día en YouTube.

Al amigo Vasile se le olvida decir la cantidad de personas que se han enganchado a programas de Telecinco gracias a YouTube. Se le olvida decir que lo que quieren es que YouTube les pague dinero por los videos de Telecinco que hay colgados. A mí eso me parecen genial que lo pida, es lo justo. Los contenidos son de Telecinco, y YouTube tendría que llegar a un acuerdo con ellos para cederles parte de los ingresos. ¿Cuál es el problema? Que como ha dicho Eric Schmidt, en Google no saben como sacar dinero con YouTube. Y entonces, si no hay dinero y hay que pagar el ancho de banda; poco queda para repartir. Y Telecinco quiere su parte y no se fia de Google.

Lo que molesta de Telecinco es que vengan ahora diciendo que YouTube son unos piratas, que se aprovechan, etc; en vez de decir que quieren llegar a un acuerdo para repartir los ingresos y así aprovecharse también de los millones de usuarios que sí entran en YouTube y no entran en el canal de videos de Telecinco.

Lo que tendría que hacer YouTube sería borrar todos los vídeos de Telecinco y que los robots de Google dejen de rastrear su web. A lo mejor Telecinco se lo piensa otra vez el hecho de demandarles cuando vea que se quedan sin tráfico. Eso sí, que den ya con el sistema de rentabilizar YouTube porque les van a salir enanos por todos lados (y con razón).