Apple comete un gravísimo fallo

Oleada de críticas la que se está produciendo en Internet contra Apple, y no es para menos. Cuando lanzó su App Store, y vimos que era una plataforma cerrada no nos llegó a gustar del todo; pero le dimos un voto de confianza. Este voto se ha evaporado tras saber que ya se está comportando como un auténtico monopolio eliminando la competencia de su plataforma para el iPhone/iPod Touch. Apple decide quién entra y quién no. En principio era para controlar la calidad de los programas, que no pudiera haber programas que funcionaran mal y perjudicaran a la experiencia del usuario, y que hubiera un mercado donde tanto los desarrolladores como Apple ganaran dinero. Pero ha ido más allá, ha utilizado su poder para bloquear aplicaciones que no le gustan. Cualquier aplicación que comparta el acceso a Internet no puede estar. Hasta se puede entender por las condiciones de servicio de las operadoras. Pero el caso más flagrante que está levantando toda la polvareda ha sido el de bloquear Podcaster, una app de podcast por tener una funcionalidad parecida a iTunes. No les gusta la competencia en sus cacharritos.

Siempre podéis decir que se puede hackear e instalar lo que se quiera. Pero el asunto no es ese, el asunto es que un mercado libre todos tienen que tener las mismas oportunidades y no bloquear a ciertas programas porque no nos gusta la competencia. Es como si Microsoft no permitiera instalar Firefox en Windows porque es competencia de Internet Explorer. Microsoft ha hecho muchas prácticas de monopolio, pero siempre se ha podido lo que se quiera en sus productos. Apple ha ido un paso más allá y debe rectificar.

Y ésto sólo perjudica a Apple porque los desarrolladores se lo pensarán muy y mucho antes de hacer algo para el iPhone no vaya a ser que inviertan tiempo y dinero y luego Apple les bloquee porque no les gusta. Asi no se puede crear una plataforma, asi no se puede crear un mercado. Así se frena la innovación. Los americanos saben muy bien que para alimentar la innovación hay que eliminar las barreas, hay que eliminar la burocracia. ¿A qué esperan?

No queremos una plataforma controlada por una empresa que decide quién entra y quién se queda fuera sin explicación razonada alguna. Más vale que Apple rectifique. Sus productos tienen una interfaz magnífica, son super usables pero hay ciertos límites que no se pueden traspasar. Y Apple lo ha hecho. La pelota está en su campo…

Hablan del tema, Mariano, Antonio, Fraser Speirs (el desarrollador de la app bloqueada), Dave Winer, John Gruber, Fortune, O’Reilly y muchos muchos otros.