Flip es la única videocámara que se vende

Es una exageración por supuesto, pero bastante razón tiene ya que Flip se ha hecho con un 13% del mercado en un año. Los fabricantes de videocámaras están fastidiados porque están siendo asediados por los móviles y las cámaras digitales (incluso ahora hasta las reflex). Dicen que sólo compramos videocámaras cuando nace nuestro hijo o cuando hace la comunión. Y que ya casi ni eso. Es lo que tiene el avance de la tecnología que elimina productos y segmentos. Tienen que adaptarse.

Y Flip lo ha hecho muy bien, con sus videocámaras pequeñas de bajo precio. La calidad es bastante buena, incluso graba en alta definición. Mi compañero de piso la tiene y la hemos estado probando y los vídeos son bastante buenos. Me sorprende. Puedes grabar 60 minutos de vídeo (suficientes para varios días, y si no, lleva el portátil como muchos llevamos ya en viajes largos). Cuesta entre $130 y $230 dependiendo de la calidad. Y un acierto total es que puedes personalizar el diseño. Es todo una delicia. Demasiado apetecible…

La otra opción de moda son las Sanyo, algo más serias, pero les falta zoom. Si queremos zoom ya tenemos que irnos a una Sony si queremos que sea pequeña (sube de precio) o si nos importa menos el tamaño, ya hay varios fabricantes a los que les harías un favor comprando una de sus videocámaras :-)