Mi viaje de Spring Break

Habréis notado que en las últimas semanas he estado callado y no he escrito nada por aquí. La razón es que estaba viajando por el suroeste de Estados Unidos aprovechando las vacaciones del Spring Break. Muchos americanos se van a México, Miami y zonas costeras de California. Nosotros nos dedicamos a conocer una buena parte de Estados Unidos. Este es el mapita que me ha hecho iPhoto.

spring_break

Algunas notas breves del viaje:

  • img_0617San Francisco me ha vuelto a encantar, es una ciudad en lo que no me importaría vivir. Se puede andar, tiene muchas tiendas y restaurantes originales, se respira bien, tiene edificios elegantes y parques estupendos para hacer deporte. Lo único que esta lleno de vagabundos y que en cualquier momento lleva el Big One (terremoto de gran intensidad). Recomiendo especialmente ir en bici desde los Pier hasta Sausalito, es un buen paseo con vistas a toda la bahía. Luego puedes volver en ferry. Ví las oficinas de Automattic en el Pier 38, foto incluida. No me dió tiempo a ir a Silicon Valley, es una asignatura pendiente.
  • El Parque Nacional de Yosemite (cada americano lo pronuncia de una manera distinta) es precioso, digno de ver. A ver si lo mantienen así de limpio y tranquilo, aunque parece ser que en verano hay muchísima más gente que la que había ahora. Cuidado con los osos que atacan :-P
  • Santa Bárbara es una ciudad playera, aunque el suelo del agua está lleno de rocas y algas. Yo prefiero más la arenita. En verano se deben montar unas fiestas de cuidado.
  • Los Ángeles no me gustó, como todo el mundo me avisaba. Decenas de autopistas de 6 a 10 carriles que cruzan la ciudad, atascos que nosotros evitábamos porque cogíamos el car pool (carril que puedes coger si no viajas solo). Eso era increíble, todos los coches parados porque había sólo una persona y nosotros yendo a 60 millas alucinados. No me gustaría vivir ahí, pero hay que ir un día para ver Hollywood (que tampoco es para tanto el paseo de las estrellas), Beverly Hills y la zona costera.
  • Orange County es la zona costera que queda al sur de Los Ángeles. Es donde está inspirada la famosa serie adolescente OC (las escenas se grabaron en playas a la izquierda de los Ángeles). Es una zona mucho más tranquila para vivir, con muy buenas playas, casas bajitas, residenciales, mucho parque.
  • San Diego. La verdad es que llegamos, cenamos y el día siguiente nos fuimos a las 8 de la mañana, asi que vimos muy poco. Parece que es una ciudad más, aunque es más tranquila que Los Ángeles, algo más parecida a Santa Bárbara.
  • Red Rock County es una zona con montañas rojizas que está al sur de Flagstaff, en Arizona. Pasamos por ahí y nos sorprendió lo bonito que es. Hay un pueblo llamado Sedona que está acumulando el turismo de la zona, todo con casitas marrones y colores ocres; respetando el color y ambiente de la zona. Aunque creo que están construyendo demasiado…
  • Ruta 66 en Flagstaff y Williams. Yo pensaba que iba a ver más recuerdos, más bares típicos o carteles al menos. Pero no vimos casi nada. Las franquicias conquistan todos los rincones y la verdad es que es una pena…
  • Ver amanecer en el Gran Cañón no tiene precio. Ya había estado pero esta vez lo he visto de otra forma, y más en detalle; aunque me quedo con las ganas de bajar abajo y ver el cañón desde otra perspectiva. Cuidado con los ciervos, se nos cruzó uno de noche a las 6am y por los pelos no nos chocamos.
  • Monument Valley es otra de las sorpresas del viaje. Es una reserva india con peñascos de color rojizo que forman un paisaje único y espectacular, que muchos habréis visto en películas de vaqueros y en algunas escena de Regreso al Futuro. Es curioso ver como los indios navajos tienen rasgos muy parecidos a muchos americanos del centro y sur. Aparte de que están muy integrados en la sociedad y cultura americana.
  • Desde Monument Valley hasta Las Vegas pasamos por varias resevas indias, varios desiertos y multitud de paisajes de distintos colores (rojos, amarillos, verdes, casi azules). Fuimos por Page, cruzando el río Colorado.
  • ¿Y qué puedo decir de Las Vegas que no se haya dicho? Gasto, gasto y gasto; e ingreso si tienes suerte, pero ya sabes, la banca siempre gana. Sobre todo cuando en las apuestas lo que te devuelven si ganas es inferior a lo que probabilísticamente te tocaría. Recomendar a los jóvenes el Hard Rock Hotel con su magnífica piscina y habitaciones. Eso sí, no ir en verano que se llena hasta la bandera. Mejor en Abril-Mayo.

Contaré más cosillas pero ya en mi blog de Chicago, ahora toca trabajar duro!