Cyberguerra y el gobierno americano pidiendo a Twitter que retrase su mantenimiento

Estoy siguiendo lo que está pasando en Irán a través del Huffington Post que está haciendo el mejor seguimiento que haya visto. Cogen fuentes de Twitter, de otros medios, de contactos diectos, de iraníes americanos que contactan con sus familiares, etc. Una muy buena mezcla con fotos y vídeos incluidos. Internet está jugando un papel muy importante en las protestas. Los medios clásicos están pérdidos, no saben qué hacer.

Para empezar decir que el gobierno iraní ha bloqueado el envío de SMS, las llamadas casi no funcionan, han bloqueado el acceso a muchísimas webs (YouTube, facebook, flickr, friendfeed (muy popular en Irán), redes sociales varias, webs de medios de comunicación, de la oposición, etc, etc). Twitter se ha salvado del bloqueo por ahora. La gente está evitando la censura con proxies que muchos ciudadanos del mundo les están mandando a los iraníes.

Twitter tenía un mantenimiento la noche de anteayer. Muchísimo usuarios pidieron a Twitter que retrasaran el mantenimiento a la hora en que los iraníes durmieran (hash #nomanteinance). Parece ser que lo intentaron pero su provedor de servicio no podía hacer ese cambio. Hoy leo que el departamento de estado de USA pidió a Twitter que retrasase su mantenimiento para que los iraníes puedan seguir comunicándose. Parece que eso se lo tomaron más en serio y efectivamente así sucedió.

Además el artículo dice que el departamento y muchas personas están siguiendo constantemente lo que se dice en Twitter para ver la evolución de la situación. Estados Unidos no tiene embajada en Irán y no puede conocer de tan primera mano exactamente lo que está pasando.

El gobierno de Irán ya se ha dado cuenta de Twitter y han detenido a algunos twitteros, han creado cuentas donde publican información falsa, rastrean los proxies utilizados para bloquearlos e intentar detectar quién se está conectando a ellos. Por eso los twiteros iraníes están teniendo mucho cuidado, comunicándose con mensajes privados; y pidiendo que no publiquemos abiertamente los proxies, los twiteros iraníes.

Otro tema es la cyberguerra que se está librando contra las webs del gobierno iraní y de los medios de comunicación afines. Muchas personas dentro y fuera de Irán están bombardeando los servidores en un intento de hacer un DDOS. Los twitteros iraníes piden que no se continue porque les están reduciendo la velocidad de la red.

Como véis, Internet permite otra vez que la censura no sirva de nada, que la gente se comunique más y mejor. Esperemos que todo acabe bien y no haya un baño de sangre.