El blog de Petrobas y la cólera de los periodistas

Leo que los periódicos brasileños están enfadadísimos porque Petrobas (empresa de petróleo de Brasil) ha creado un blog donde publica toda la información y entrevistas que le hacen sobre unas irregularidades que han encontrado. Más allá de si Petrobas es culpable o no, me hace gracia que los medios se enfaden.

Carlos Alberto di Franco, director del Instituto Internacional de Ciencias Sociales, consultado por el diario O Globo, juzga que el blog “no es ilegal, pero desde el punto de vista ético y de colaboración con los medios de comunicación, atropella el proceso informativo de forma inédita”. Más duro fue este martes el editorial del mismo diario titulado Ataque a la prensa, que afirma que Petrobras, con su blog, “ha herido a la Constitución”.

En el blog se publican todas las preguntas que les formulan los periodistas y las respuestas a las mismas antes de que hayan sido utilizadas y publicadas por los medios. De ese modo, primero, los periodistas de otros medios pueden saber las preguntas que está formulando la competencia; segundo, pueden ser conocidas, antes de su publicación, noticias de las que sólo tenía constancia el periodista al formular la pregunta

El presidente de la petrolera no esconde que la nueva fórmula que ha adoptado está motivada por “las fuertes presiones a las que está sometida Petrobras”, en referencia al trabajo de los tres grandes diarios del país, Folha de São Paulo, O Globo y O Estado de São Paulo, que han comenzado a adelantarse a la comisión parlamentaria, investigando con sus medios posibles irregularidades de la empresa.

Algo parecido sucedió con el blog de La Casa Blanca, los resúmenes de prensa que preparaban, las fotos, etc. Acusaban a Obama de querer eliminar a los medios, de hablar directamente a los ciudadanos. Aquí sucede igual. Los medios pierden poder, ya no son la única fuente de información, ya NO son los intermediarios entre el gobierno y los ciudadanos, o entre las empresas y sus clientes. Lo siento, pero Internet permite que nos comuniquemos todos con todos. Y como dije en su momento, la prensa tiene que dedicarse a analizar lo que pasa y buscar las cosquilas, buscar las mentiras e investigar. Asi que menos quejarse y llorar por la crisis, y más trabajar.