Grandes consejos para elegir tu nombre de usuario en Facebook

Hoy es un día histórico, y no porque George Bush padre se haya tirado en paracaídas para celebrar su 85 cumpleaños (que olé sus huevos), si no porque ya puedes tener nombre de usuario en Facebook! Olvídate de buscar a la gente por su nombre, ahora simplemente te tienes que acordar de la primera chorrada que se le ocurrió a tu amig@ un día como hoy. Como echaba de menos yo nombres de usuario del tipo pepeelmasgrande o jose69. ¿Para qué queremos acordarnos de los nombres de las personas si todos sabemos que la gente usa la barra de direcciones del navegador?

Si todavía no tienes tu super nombre, para de leer y corre a Facebook que cada segundo que pasa es muy valioso. No querrás tener un nombre del tipo elena112 con el que los hombres no sabrán si comentarte sus urgencias o invitarte a cenar (o ambos si somos mal pensados). Pero antes de escoger tu nombre, te voy a dar unos grandes consejos para que luzca bien en tu tarjeta de negocio, justo debajo de tu título “Innovador de Internet”. Porque además, solo tienes una oportunidad; si escoges mal te quedas con ese nombre; y no le podrás echar la culpa a tus padres por llamarte María cuando tu apellido es Macho.

  • Intenta conseguir el nombre de un famoso. Ten en cuenta todos juicios que ha habido por los dominios de famosos, Madonna.com por ejemplo. Te puedes hacer de oro, seguro que ParisHilton te suelta unos billetes del bolsillo por tu cuenta. Aunque siempre puedes escoger una persona, empresa u organización y hacerte pasar por ellos. Eso sí, vete llamando al abogado porque estar en Facebook es la última moda
  • Ten una lista de nombres. No sueñes con ser el primer Juan o la primera Paula. Sé que te gusta mucho tu nombre a secas, pero es más difícil tenerlo que te toque la lotería. Puedes escoger siempre tus motes o tu nombre de forma cariñosa, qué tal Juanito o Paulina. Ah no, que Paulina ya hay una y es Rubia.
  • Sé consistente. Deberías tener el mismo nombre en todos sitios. En tu Gmail, tu Twitter, tu Facebook, tu Menéame, tu DNI. Bueno, eso último es más complicado, aunque la esperanza es lo último que se pierde. Ay Esperanza, ya me veo coñas de políticos suplantados en Facebook.
  • No hagas caso a Facebook. Es lo que decía antes, que te podía sacar elena112 o pgon5. Aunque siempre podrás escoger yo.soy.la.autentica.elena, con tu amiga del alma respondiéndote yo.soy.la.autentica.elena.es.la.mejor.
  • Pase lo que pase sé feliz. Seguro que has tenido nombres peores y lo mejor de todo es que da igual lo que tengas, seguirás entrando con tu email y la gente seguirá buscando tu nombre y apellidos. Además, si no consigues el que quieres bienvenid@, formamos parte del grupo de 15 trillones de usuarios descontentos preparados para iniciar el grupo “I hate Facebook usernames”. Seguro que los medios en seguida cogen la noticia y Facebook da marcha atrás. Eso es la democracia, ¿no?.
  • Sé un buen novio friki, y coge antes el nombre de usuario de tu novia; para que lo pueda lucir con sus próximas conquistas. Lo siento macho, ya te dije que no salieras con elena112…

Si has seguido estos pasos, te garantizo que serás feliz durante 18 meses, el tiempo que tarda en duplicarse la memoria de los discos duros, la velocidad de procesamiento o lo que nos interesa ahora; el tiempo que tardarás en volverte a pelear por un nombre de usuario en la hiper nueva red social de la que han hablado en el blog 3.0 que leerás (todavía no existe).

Suerte!

PD: Me ha hecho gracia este artículo de Comedy Central y no he podido evitar adaptarlo y hacer la gracia (si tiene alguna) :-)