Y un equipo consigue ganar el millón de dólares de Netflix

Ya comenté o compartí en alguna ocasión que Netflix, empresa americana de alquiler de películas físicamente y online, había creado un concurso hace 3 años para mejorar su sistema de recomendaciones. Aquel equipo que mejorara en un 10% el sistema que tenían, se llevaba el premio de 1 millón de dólares. Poco a poco han ido acercándose diversos equipos, se han ido uniendo al quedarse sin ideas y al final 4 de los mejores equipos se han unido y lo han conseguido. Acaban de superar la barrera del 10%, están en uno 10,05%. Ahora tienen que esperar 30 días a ver si otro equipo les supera. Si no, premio que repartirán.

Este equipo que se hace llamar BellKor’s Pragmatic Chaos, está formado por ingenieros y estadistas de Estados Unidos, Austria, Canada e Israel. Este reto ha demostrado la dificultad que tenía y el poder de los equipos multidisciplinares. Por no hablar del crowdsourcing para innovar. Netflix se habrá gastado poco más de 1.4 millones de dólares (entre premios varios) y ha conseguido una mejora muy importante. Si hubiesen contratado a 6 personas durante 3 años (mismo gasto) no hubiesen conseguido seguramente el mismo resultado.

Estos ejemplos de concursos públicos son cada vez más frecuentes, sobre todo en sectores de ingeniería, química y medicina.