¿Los ebooks deben tener DRM?

En esta pelea que tenemos actualmente entre compañías y usuarios hay decisiones que son difíciles de tomar; y el caso de los libros electrónicos es bastante interesante. Varios puntos para conocer la realidad actual:

  • Ahora mismo la gran mayoría de libros electrónicos que se venden tienen DRM (sistema que te limita dónde puedes leer el libro, y cuántas veces puedes copiarlo). Las compañías argumentan que puedes leer el libro en tu ordenador, en tu lector de libros electrónicos y en el móvil. Ahora bien, si hoy uso el Kindle y mañana decido usar el Nook, no podría mudar los libros que compré ya que no tienen sistemas DRM compatibles.
  • Este problema con la compatibilidad fue una de las principales razones para que las tiendas online de música abandonaran el DRM. Ahora mismo casi todas venden música sin DRM.
  • Si los libros no tuvieran protección la gente los podría compartir con muchísima facilidad al ocupar muy pocos megas, la barrera ética estaría en un nivel muy bajo y por tanto no pagarían. Al ser un contenido que normalmente sólo se consume una vez por persona; cada venta que pierdes duele más para las editoriales y los autores.
  • Sin embargo, ya puedes encontrar la inmensa mayoría de libros electrónicos en Internet. Basta con hacer una búsqueda en Google. Si no quieres pagar, no hace falta que pagues.
  • Hace un par de años a los autores les decíamos que las copias ilegales en Internet eran publicidad para sus libros, y así hacía Paulo Coelho. Las ventas en sus libros en papel se multiplicaron tras poner él mismo sus libros en las redes P2P. La realidad ahora es distinta, ya no necesitamos comprar los libros en papel, con el lector de libros electrónicos podemos leerlos cómodamente sin que nos molesten los ojos.

¿Qué hacemos? David Pogue (columnista del NY Times, escritor de libros sobre tecnología y experto) tiene sus dudas, algunas de las cuales las he expresado en los puntos anteriores.

¿Qué pienso yo ahora mismo? Primero, que es un tema difícil. El DRM molesta al usuario porque le limita y al final pagan justos por pecadores. Incluso en el caso de que todas las compañías usaran el mismo DRM seguiría molestando. El caso de los escritores es distinto al de los músicos, no tienen conciertos. Algunos proponen que ganen dinero con las conferencias, pero no tiene mucho sentido; una cosa es escribir y otra hablar en público.

Por tanto creo que la solución pasa por una buenísima integración lector-tienda, tal como hace el Kindle o Nook ahora mismo. Das a comprar el libro en 2 clicks, y en 3 minutos lo tienes; estés en el país que estés. Por tanto, para mí el factor principal es la comodidad. El segundo factor es un precio justo; no puede ser que por un libro electrónico quieran cobrar lo mismo que por uno físico. Calcula cuanto ganas con uno en papel y pon ese precio al electrónico. Con esos dos factores, se nos olvidará que se pueden conseguir libros gratis buscando en Google. Comodidad y precio justo. Dos palabras clave que cuesta inculcar a las compañías del siglo XX.

PD: Yo recomiendo esperar 6-8 meses a que salgan nuevos lectores de libros electrónicos y sobre todo, a que bajen de precio. A menos que te quieras dar un capricho claro :-)