★ 5 proyectos para lograr la verdadera Sociedad del Conocimiento

Es hora de que el Estado empiece a aprovechar la tecnología para aumentar la eficacia y el conocimiento, para fomentar que se compartan las medidas exitosas y en definitiva que se logre un avance hacia la verdadera Sociedad del Conocimiento. Estos son 5 proyectos que creo que el Estado debería hacer con inmediatez:

Base de datos con cifras y datos del estado

La famosa Ley de Transparencia que está desarrollando el Gobierno debería obligar a que toda administración haga pública todos los datos que manejen. Con esto podremos cruzar datos para entender qué es lo que esta fallando, cómo podemos mejorar, qué administraciones lo están haciendo bien y cómo podemos aplicarlo a otras, evitar gastos innecesarios, perseguir la corrupción, etc.

Hay un portal de datos abiertos en España y ciertas comunidades también tienen el suyo, pero creo que no basta con tener enlaces a pdfs, excels y htmls; si no que hay que construir una gigantesca base de datos con toda esa información para que sea muy fácil de sacar la información con APIs.

Perseguir la fraude fiscal aplicando redes neuronales

A pesar de que Hacienda es la administración del Estado con mayor avance tecnológico, hay muchísimas cosas por hacer para reducir el fraude fiscal del 20% actual a un 2-3%. Estoy convencido que mostrando que el estado gasta mejor (la gente será más proclive a ser legal) y aplicando redes neuronales (para los que todavía no están convencidos) es posible conseguirlo. ¿Cómo?

Al final la gente es muy parecida, y podemos sacar modelos y probabilidades en base a ingresos, gastos, donde vives, donde trabajas. A lo mejor las personas con Ferrari’s son más proclives a defraudar que los que tengan Mercedes por ejemplo. O sacamos una media de ingresos por abogado, dentista, fisioterapia, fontanero y descubrimos que ciertas personas están muy por debajo y son sospechosas. O que si dos personas tienen unos gastos parecidos, deberían tener unos ingresos parecidos. O que si una persona solía gastar con tarjeta y de repente deja de hacerlo, es sospechosa de estar limpiando dinero negro. O que si alguien vende una casa por debajo del precio medio de mercado, es sospechosa de estar recibiendo parte en negro. O que si alguien tiene un sueldo muy por debajo de la media del mercado, puede estar recibiendo parte en negro. Y así podemos definir miles de reglas. Obviamente cada caso sospechoso habría que analizarlo en detalle luego. Lo bueno es que con cada caso positivo o negativo, el sistema iría aprendiendo y mejorando en sus conclusiones.

Seguro que a algunos de vosotros le puede parecer esto de “Big Brother”, “1984″ o algo parecido. Pero sinceramente los únicos afectados por esto serían las personas que trabajan por cuenta propia (que suelen ser los que hacen chanchullos) y no los trabajadores por cuenta ajena.

Lo mismo se puede hacer para analizar los gastos/ingresos de las empresas (grandes y pequeñas).

Web para todos los ayuntamientos

En España hay 8.200 municipios, de los cuales cada uno se puede gastar 30.000€ tranquilamente en su web cada 6 años. Eso son 246 millones de euros tirados a la basura.

Propongo que se construya una plataforma donde estén todas las webs de los ayuntamientos. Imaginaros que hacemos un WordPress.com pero para los ayuntamientos. Un sólo codigo (open-source además) que funciona para 8.200 webs, y cuyas mejoras se aplican a todas las webs de los ayuntamientos a la vez. ¿Un módulo para el DNI electrónico? No hay problema, sirve para todas. ¿Un módulo para denuncias ciudadanas? No hay problema, sirve para todas.  Además, sólo estaría en 5-10 servidores en vez de estar en 8.200.

Mucho más eficaz, avanzaríamos mucho más rápido y con un coste mucho menor.

Web para todos los colegios

La misma idea aplicada a los colegios públicos (y concertados si quieren), que ya les hace falta tener webs decentes. Una primera idea es que los alumnos (y sus padres) puedan ver en la web su agenda de deberes, exámenes; los padres puedan contactar fácilmente con sus profesores si tienen preguntas, etc. Esta sección se haría una vez y serviría para todos los colegios, al ser el mismo código.

Además, habría una sección de ejercicios extra compartida entre todos los colegios para que los profesores puedan subir ahi los ejercicios y se beneficien todos los cientos de miles de alumnos de España. Incluso un paso más sería, hacer libros de texto colaborativos entre los profesores, para no depender de las editoriales y sus libros a 30€.

Todo lo que sea compartir esfuerzos es muy positivo.

Plataforma segura con datos sanitarios

Una de las mayores ineficacias cuando vamos al médico es que le tenemos que contar todo nuestro historial clínico, llevarle análisis, ecografías, etc. ¿Por qué no construir una base de datos con todo nuestro historial clínico? Funcionaría de la siguiente manera: Vamos a un nuevo médico y con nuestro DNI electrónico le damos permiso para acceder a nuestros datos clínicos de manera temporal o permanente. Si no, no puede acceder. Incluso se podrían hacer autorizaciones temporales. O ir más allá y permitir que los médicos privados tengan también acceso al sistema. Cualquier modificación que haga el cardiólogo la verá el médico de cabecera. O cualquier cambio en una consulta privada la verá el otro médico que no hayan asignado.

Necesitamos que sea una plataforma muy segura ya que es información privada, pero estoy seguro de que es muy posible conseguirlo.

¿Y quién desarrolla todo esto?

Hasta ahora la mayoría de desarrollos tecnológicos lo han hecho consultoras o empresas, pero soy de la firme opinión que estos desarrollos estratégicos deberían hacerse in-house, contratando a los mejores desarrolladores de España. Imaginaros una Secretaría de Desarrollos Tecnológicos formada por 30 de los mejores desarrolladores y diseñadores del país. Podrían hacer auténticas maravillas a un precio muchísimo menor. Al cabo de 3-6 años se les invita a fundar otras startups al haber adquirido experiencia suficiente, y se contrata a los mejores chavales de 23-26 años. Un ciclo de formación de emprendedores tecnológicos. Nada de informáticos de funcionariado que solo saben instalar impresoras, si no personas proactivas dispuestas a que el Estado tenga la mejor plataforma tecnológica.

Señor Rajoy, ¿vamos a aprovechar la crisis para lograr la verdadera Sociedad del Conocimiento?