★ Es hora de pagar (más) por las apps

En las últimas semanas se está librando un debate maravilloso en San Francisco (que para los novatos, es distinto a Silicon Valley). La gente (sobre todo desarrolladores) está pidiendo pagar por las apps en vez de que sean gratis y que al cabo de equis tiempo desaparezcan por falta de recursos o que los recursos se destinen a obtener campañas de marketing en vez de mejorar el producto para los usuarios.

Sparrow

El caso que inició todo fue Sparrow, un cliente de email para Mac y iOS, que era adorado por decenas de miles de personas porque mejoraba sustancialmente a Mail (el programa de Apple). Sparrow cobraba entre $0.99 y $9.99 por sus apps [1]. La mayoría de usuarios la compraron a $0.99 (iOS) y $4.99 (Mac). Sin embargo Sparrow solo obtenía un pago por usuario para todos los años, ya que no existe el cobro por actualización todavía [2]. Por tanto la única manera de pagar al equipo es consiguiendo muchísimos más usuarios nuevos.

En esta situación les llegó una oferta de compra apetitosa por parte de Google y viendo la situación, aceptaron. Hago el resumen. Sparrow era la mejor app para emails de iOS y Mac. Tenía muchísimos usuarios. La prensa le adoraba. No hacía suficiente dinero como para sostener el pagar a su equipo. Tuvieron que vender. En este hilo de Hacker News hay un debate muy interesante sobre el tema. Esta venta a sus usuarios les sentó como un tiro porque vieron que ya no iba a haber más actualizaciones. Ellos habían comprado una app, no por su estado actual, si no por su desarrollo futuro. Pero… una app como Sparrow que se usa todos los días, ¿solo pagaría el usuario $0.99 por todos los años futuros? ¿Es un modelo sostenible?

App.net

Justo después de este debate Twitter anuncia que cambia las políticas de su API para ahogar a las apps hechas por otras personas. Necesitan generar suficientes ingresos y tienen que conseguir que todos los usuarios vean sus tweets-anuncios. Y para ello se tienen que cargar a los clientes no oficiales de Twitter; o mejor dicho, a los que quedaban, porque ha comprado unos cuantos para ir controlando el ecosistema.

Entiendo parcialmente a Twitter. Es una empresa, necesita generar suficiente dinero para devolverselo a sus inversores y por tanto tiene que tomar medidas que contradicen sus orígenes y filosofía. Pero aquí ha cometido un fallo, o mejor dicho, nos ha mostrado realmente quien le importa ahora. Los anunciantes. Y nos muestra claramente quien no le importa. Sus usuarios.

En medio de este follón entre desarrolladores nace App.net. Una plataforma tipo Twitter que promete ser 100% abierta pero que cobra a sus usuarios $50 al año. En cuestión de 2 semanas recauda $500.000 y empiezan a brotar clientes web y apps para móviles. Ahora mismo ya hay casi 20.000 usuarios. Eso es $1M recaudados. $1M que van a utilizar para y por sus clientes, sus usuarios. No van a dedicarlos a fomentar el marketing, ni a vender datos a terceros, ni a buscar modelos extraños.

Veremos donde llega y si Twitter termina de lanzar sus cuentas Pro. Yo ya estoy en App.net, podéis encontrarme en @fesja. Allí escribiré solo en inglés.

TouristEye

Muchísimos desarrolladores estamos aprendiendo de los inconvenientes del modelo de precios y la psicología de precios de las App Stores. Hacer una app que se desarrolle en el tiempo, en el que el trabaje un equipo y que sea rentable es muy complicado. A veces da la sensación de que las diversas apps nos estamos peleando por céntimos cuando todos sabemos que no es sostenible cobrar céntimos.

En Mayo de este año lanzamos en TouristEye un modelo de pago en el que los usuarios pagan entre $0.99 y $9.99 por año. Recursivo. Un modelo que permita a TouristEye crecer de forma sostenible y no de forma artificial. Gracias a nuestros usuarios está funcionando razonablemente bien, y cada vez más usuarios están pagando. Tenemos una tasa de conversión del 7% (altísima para lo que se da en apps).

Lo que el usuario debe saber

Si pagas por el producto, el equipo trabajará para mejorar el producto. Si no pagas, el equipo trabajará para rentabilizar que tu estés usando el producto. El clásico dicho de “si no estás pagando por un producto, es que eres el producto”. Creo que está habiendo un cambio de mentalidad en San Francisco que espero que se contagie y llegue cada vez a más gente. Si usas una app/web, si amas esa app/web, paga por ella. Porque si no pagas, es muy posible que acabe cerrando. Las posibilidades de supervivencia en este mundo hipercompetitivo y monopolístico de Internet son ínfimas.

Últimas apps por las que he pagado

Spotify (10€ al mes), Sublime Text 2 ($59), SettleUp ($0.99, me parece muy poco), Amazing Alex ($0.99), App.net ($50 al año).

Hazte un favor y mira las últimas 10 apps que has usado en tu iPhone o Android. Si tiene una opción de pago, cómprala. Si no la tiene, pídeles que la metan. Si no lo haces, igual dentro de un año no existirá.

[1] Los desarrolladores reciben sobre un 65% del precio de la app. Un 30% se lo queda Apple/Google y un 5% se pierde con el cambio de moneda (en el caso de Apple).

[2] Estoy totalmente convencido de que van a añadir el cobro por actualizar una app a una versión nueva. En menos de un año lo ha añadido bien Apple o bien Google.