La revolución industrial 2.0

Acabo de conocer un proyecto genial a través de @MarkVillacampa (síguele si te gustan estos temas) que se llama Quirky. El pitch es fácil. La gente propone productos físicos, se votan y ellos los fabrican y los venden. Tienen 240.000 usuarios, han creado 200 productos, van a cerrar el año con $20-30M en facturación y han recibido $68M de inversión.

Cuando se anunció el iPhone 5 el otro día, recibieron más de 2.000 sugerencias de complementos. Eligieron unos 50 con la ayuda de la comunidad; y luego bajaron a 15. Esos los han fabricado con una impresora 3D y los venden en Fab (para que no la conozca, es una tienda que vende muchísimos productos manuales). Y sí, todo eso en menos de una semana.

Simplemente genial.

Aquí podéis leer el artículo en The Verge.