Y yo que pensaba que los americanos eran prácticos…

Hoy he ido a sacarme el visado a la embajada americana y la verdad es que me ha desilusionado la forma en que lo tienen montado. Yo tenía pensado que los americanos eran gente práctica, pero ahora empiezo a dudar, al menos en los trámites del gobierno. No me voy a quejar de los cerca de 170€ que he tenido que pagar en total (recordad! en 2 tasas distintas), o de la cantidad de formularios que hay que rellenar con información duplicada o triplicada, o de que necesiten una foto de 5x5cm en vez de una de carnet que hacen en todos sitios o de la estricta seguridad que tienen en su embajada. Son cosas de ellos, y se aceptan.

Pero lo que no entiendo es que una vez que estás dentro, en una sala con otras 89 personas; tengas que pasar 3 veces por diversas taquillas. La primera para dar todos los papeles, la segunda para que te tomen todas tus huellas dactilares y la tercera para hacerte una mini-entrevista sobre qué vas a hacer en USA. Y entre taquilla y taquilla 20-30 minutos de espera. Afortunadamente a mi sólo me preguntaron que carrera estudio aquí, me debieron ver con cara de estar harto de esperar en la sala. Y es que llegué a la embajada a las 8.30 y salí a las 11. Con lo fácil que es hacer todo de un tirón en una sola taquilla…

Y con esto inauguro la categoría de Chicago. ¡1 mes para irme!

Actualización: A primera de esta mañana me han despertado los de MRW con el paquete del visado. Menos de un día han tardado en mandármelo. Han sido rápidos sí, pero a las 9… Para rematar la faena he tenido que pagar yo el envío a pesar de todo lo que había pagado ya antes. Tienen delito… Pero bueno, ya tengo el visado, y puedo estar en USA hasta Diciembre 2010.

Los bolígrafos de la NASA

Cuando la NASA inicio el lanzamiento de astronautas, descubrieron rápidamente que los bolígrafos no funcionarían con gravedad cero. Para combatir este problema, los científicos de la NASA, contrataron a la empresa Andersen Consulting (ahora Accenture) como asesores-consultores, para estudiar y resolver el problema.

Emplearon una década y 120 millones de dólares desarrollando un bolígrafo que escribiese con gravedad cero, hacia arriba y hacia abajo, bajo el agua, en prácticamente cualquier superficie incluido el cristal y en un rango de temperaturas desde bajo cero hasta mas de 80 grados C.

Los rusos utilizaron un lápiz ;-)

(Comentario en el club y encontrado en Webalia)

Actualizado

Parece que los bolis normales sí que funcionan allí arriba según Pedro Duque