Facebook quiere la nula privacidad de Twitter

Desde los cambios de la conferencia F8 de Facebook donde presentaron su Graph API, una plataforma donde puedes sacar muchísima información sobre cada usuario; se han escrito ríos de tinta sobre lo malo que es Mark y el peligroso deseo de dominar Internet de Facebook. Nada más leer la documentación, fuí de los primeros en avisar del gigantesco cambio que se avecinaba. Y semanas después, sigo pensando lo mismo; hay que tener mucho cuidado con Facebook, tanto o más que antes de la conferencia.

Hay dos puntos que me gustaría destacar, y que me gustaría debatir en los comentarios o en próximas entradas:

  1. Parece que la gente se ha dado cuenta del peligro de Facebook ahora. Antes subía todo tipo de fotos, decía todo tipo de cosas, jugaba a los juegos en horas de trabajo, etc; y no pasaba nada. Ahora Facebook es horrible y da miedo. (* hay mucho ruido sobre bajas en Facebook, pero no conozco a nadie que haya borrado su cuenta)
  2. Facebook no puede tener la nula privacidad de Twitter por una simple razón, porque los perfiles empezaron siendo privados; la gente confió en Facebook porque tenía privacidad, podía definir qué fotos se veían, o qué se sabía de cada uno. Lo que no puedes hacer es cambiar el modelo ahora que tienes 400 millones de usuarios y decenas de Terabytes de información y fotos. Por poco ético que seas no puedes hacerlo, se iría toda la confianza a la basura.

¿Qué va a pasar con Facebook y la privacidad? Si tuviese que apostar diría que por una parte seguirán respetando la privacidad de cada uno, y lo que quiere compartir; y por otra, será una empresa regulada en Estados Unidos para que no cometa delitos de protección de datos. Una pregunta para los expertos, ¿sería posible Facebook en España con la ley de Protección de Datos española? (Tuenti es cerrado y no comparte nada sobre sus usuarios)

Ya se puede eliminar información de Google

Lo ha dicho la Agencia de Protección de Datos:

En una resolución de 20 de noviembre de 2007, la Agencia de Protección de Datos le reconoce el derecho a oponerse a que el buscador maneje la información relativa a su multa. No sólo pide la cancelación -es decir, que desaparezca la sanción de sus índices actuales- sino que va más allá: Google tiene que encontrar los medios para que esa información no vuelva a aparecer en el futuro.

Y esto es algo que Google no tiene o no quiere que se sepa que tiene. Asi que nuestra ley va a hacer que se planteen un montón de casos con información que queramos eliminar de Google. La sentencia dice:

Cabe proclamar que ningún ciudadano que ni goce de la condición de personaje público ni sea objeto de hecho noticiable de relevancia pública tiene que resignarse a soportar que sus datos de carácter personal circulen por la Red sin poder reaccionar ni corregir la inclusión ilegítima de los mismos”, dice la resolución, que concluye instando a Google a “que adopte las medidas necesarias para retirar los datos de su índice e imposibilite el acceso futuro a los mismos.

¿En qué casos podemos pedir que Google elimine una información de su buscador? Siempre y cuando la información no sea de interés general, un hecho noticioso, y cuando exista un “motivo fundado”, como el respeto a la dignidad y el derecho al honor.

Bienvenidos a la edición manual de Google, un Google que podrá olvidar tu pasado.