A los políticos les ha sentado mal el año nuevo

2 noticias de estos primeros días del año:

¿Les ha sentado mal el champan? Uvas allí no tomarán, asi que supongo que no se habrán atragantado con ninguna. Yo creo que son bromas de los Santos Inocentes retrasadas (que parece que las adelantadas también se llevan ahora). O espero que lo sean, porque tienen tela las burradas que proponen…

’1984′ se convierte en realidad para una ciudad china

Un ‘Gran Hermano’ para 12 millones de personas de la ciudad china de Shenzhen. 220.000 cámaras monitorizan la vida de sus habitantes, teniendo 20.000 de ellas la capacidad de reconocer e identificar a cualquier ciudadano; sumándose a la información enviada por los chips que se están incorporando a todos los carnés de identidad que contienen información del pasado, el presente y el futuro de cada persona. La previsión es que, en el futuro, ningún ciudadano pueda disfrutar del anonimato.

Entrevista a Eric Schmidt

El País le ha hecho una entrevista interesante a Eric Schmidt.

P. Los usuarios están cada vez más preocupados por la intimidad. ¿Qué sabe Google de nosotros?

R. La respuesta técnica es que, si usted es un internauta normal, conocemos su dirección IP [el identificador único de un ordenador conectado a Internet] cuando hace sus búsquedas, pero no sabemos nada de usted. No sabemos su nombre, ni quién es, ni su tarjeta de crédito. Si usted se ha apuntado a la búsqueda personalizada, podemos saber más; pero al acceder a ese servicio, sabe que nosotros sabemos más. Mi respuesta general a esta pregunta es que la decisión debe ser tomada por el usuario. Yo soy muy cuidadoso con mi intimidad personal, y animo al resto de la gente a que lo sea también.

¿Significa eso que no se fía de las búsquedas personalizadas de Google?

P. ¿Y en China?

R. Allí decidimos cumplir la ley, pero también decidimos no poner en marcha ningún sistema que permitiera la identificación personal de los usuarios. En España hay protecciones legales para los ciudadanos. En China, esas protecciones no existen, así que cambiamos nuestra forma de actuar.

A pesar de las críticas recibidas creo que no actuaron mal, porque con Google los chinos son capaces de encontrar la manera de saltarse la censura; mientras que si Google no hubiese entrado sería más difícil. Y como parece que no identifican nada, no pueden entregar a nadie al gobierno chino o eso esperamos la menos.