Bigas Luna y las descargas de películas

El director cree que el modelo es totalmente viable ya que los proveedores de servicios son capaces de conocer exactamente cuántos de sus clientes están descargándose qué contenidos.

Siento decirle que NO, un rotundo NO.

Tenemos que convencer a quien le convenga más. En esta guerra que hay entre operadoras, la primera que entre a financiar a los creadores de contenidos audiovisuales será el que gane, y tendrá el mayor número de abonados.

¿La que gane? ¿Que gane qué?

La compañía que realizaba los bloqueos le aseguró que en esas tres semanas, habían detectado más de 3 millones de intentos de descargarse copias de la película, y en la semana posterior, se realizaron con éxito un millón.

El director abre los ojos cuando habla de estas cifras, al comprender que sus creaciones despiertan un interés masivo y el potencial que puede suponer Internet. ¿Si hubiésemos logrado algunos céntimos por cada una de estas descargas, estaríamos muchos más contentos?, reconocía.

Pues poned a alquilar la película por Internet para verla al instante en el TV, y no obtendréis unos céntimos, si no un par de euros. Así tendréis una amplia sonrisa.

(Vía El País)

Empieza la guerra por las descargas de películas

Ya he venido diciendo que Hollywood debía cambiar y que ya no somos tan ingenuos de comprar una película por 25€ para verla 2 veces como mucho. Lo que queremos es pagar por ver una película 1 vez, es decir alquilarla. Más o menos como funcionan las películas de Digital+ e Imagenio, pero mejorado.

Guba
Hoy, Guba ha dado el primer paso. Esta web te permite comprar y alquilar películas de Warner y Sony. El precio del alquiler es de $0.49 o de $0.99 si es novedad. Si solo miramos el precio está genial, más que genial diría yo. Está tan genial que pierden dinero. Lo malo lo de siempre, el DRM. Sólo puedes verla con el Windows Media Player. Así que nada de Linux o Mac, y olvídate de copiarla a un CD para verla en la TV. Es lo que falla para que este servicio obtenga mi aprobado. Si logran que pueda verla en mi Home Cinema vía un CD o DVD, van a ganar mucho dinero conmigo. El DRM me da igual, sólo quiero verla en mi TV, no quiero tenerla, no la quiero para nada, ocupa espacio. ¡Aunque ojo!, habría que ver la calidad de la imagen y del sonido…