Lo que debería ser la ley Sinde

Afortunadamente tuvimos éxito en nuestra propuesta y la llamada Ley Sinde no se aprobó. Como han dicho varios comentaristas políticos, cometieron varios fallos: meter esa disposición en la Ley de Economía Sostenible que no tenía que ver y querer saltarse a los jueces. Los partidarios de la Ley Sinde ensuciaban el debate con que queremos todo gratis. Con los días se ha demostrado que eso no es cierto, al menos no es lo que opina la mayoría de ciudadanos razonables.

Si quieren acabar con la piratería, lo cómodo y fácil es lo único que gana a lo gratis. Se lo llevamos diciendo desde hace más de 5 años, pero los jefes de las compañías culturales e intermediarios no han querido oírnos. Han querido seguir vendiendo CDs, DVDs y libros en papel; como si Internet no existiera. Obviamente no es así. Si no existe alternativa legal es imposible que gastemos dinero, y por tanto recurrimos a webs de descarga o streaming.

¿Qué debería ser la Ley Sinde?

Según mi humilde opinión, lo que deberían hacer para empezar es NO intentar meterla otra vez en la LES en Enero, y hacer una verdadera ley de Transformación de las Industrias Culturales y de la Propiedad Intelectual. Una ley que piense en los próximos 20 años y no en el pasado. Algunos enlaces para empezar:

  • Una obra cultura no se encontrará protegida si está digitalmente disponible. Si una película o software no se puede obtener online, no tiene protección. En Materias Grises. Añado varios asteriscos que mencionaré un poco más abajo.
  • Hoja de ruta para apoyar a los creadores. En Mangas Verdes.
  • ¿Cuánto ganan las páginas de descargas? Por Ignacio Escolar. Estamos dispuestos a pagar y se puede hacer mucho negocio, pero si no hay alternativas legales…

Vamos a ver los distintos sectores:

Música

Spotify se está llevando el mercado y está eliminando la piratería. De mis amigos, casi nadie se baja ya nada; todo el mundo usa Spotify y varios de ellos pagamos. 10€ al mes me parece un poco demasiado, 5-7€ me parece un precio más razonable; pero supongo que hasta que no pague más gente, los early-adopters tendremos que mantener las finanzas de esta empresa. De hecho en España existe Yes.fm, que ofrece prácticamente lo mismo por 5€. Sin embargo me gusta más la interfaz de uso de Spotify.

Un cambio de mentalidad importante ha sido el pasar de tener un solo disco y escucharlo durante semanas, a estar cambiando de artista o disco o género según el estado de ánimo de cada uno. Yo tengo varias playlists con distintos géneros o artistas que me gustan, y según el día escucho uno u otro. Por lo tanto ya no tiene sentido que me vendan CDs o canciones. Quiero poder escuchar lo que quiera, y poder descubrir nuevos artistas con tanta facilidad. El hecho de querer llevar esa misma música en el móvil de forma automática es lo que me hace pagar esos 10€ al mes.

Sin embargo sigue estando claro que de donde más ganarán es con los conciertos. Siempre ha sido así y tiene sentido que sea así. Por tanto Spotify meterá en breve la venta de entradas de conciertos, es un movimiento obvio y que puede hacer mucho daño a empresas españoles como Nvivo. Sería interesante que en España hubiera más competencia a Spotify (en USA hay un par más).

Películas

Empecemos diciendo que lo que tiene sentido es el alquiler de películas. No tengo muy claro quién va a querer comprar un archivo que solo verá 1-3 veces. Desde hace sólo un par de semanas se pueden alquilar películas en iTunes por 3-5€, pero hay poco más de 100. Otras opciones son Filmin (películas de autor por 2-3€), o los videoclubs de las telecos (Movistar, Jazztel, ONO, etc).

En Estados Unidos tenemos como referencia a Netflix, una empresa que cotiza en la bolsa americana y acabar de entrar en el top 500 del Nasdaq. Por $8 al mes tienen acceso ilimitado a todas las películas y series que quieras. Queda bastante claro porqué tiene tanto éxito. En Suecia ha nacido Voddler, una web de alquiler de películas por 3-4€, que tiene muy buena pinta; aún así no llegan a las 2.000 películas.

La plataforma que triunfe y gane la batalla a la piratería será aquella que:

  • Tenga  más de 20.000 películas para empezar. Entrar en las webs actuales y encontrar una película de 100 es insoportable. Queremos poder encontrar prácticamente todas las películas, sin importar que sea española o americana.
  • Con solo 1 click ya estés viendo la película. Nada de interfaces complicadas o retorcidas. Veo la ficha de la película, y con dar a alquilar me cobra los 1-3€ de la película y la empiezo a ver.
  • Debe tener posibilidad de verla en la TV que para eso tenemos Televisiones de Alta Definición!! Aquí Apple lo tiene más fácil con su Apple TV (solo 99€), o las telecos con sus aparatos. Otra española bien posicionada es InOutTV con sus grabadores de TV y videoclub. Si fuera ellos haría la misma estrategia de Netflix: tener aplicación en el Apple TV, XBox, Google TV, Roku, etc.
  • Y se debe poder llevarlo descargado en el iPad o iPhone, que los viajes en autobus o avión se hacen muy largos. En definitiva, estemos donde estemos debemos poder ver esa película que hemos alquilado/comprado.
  • Se puedan ver en versión original y con subtítulos en ambos idiomas. Cada vez somos más los que preferimos verlas en el idioma original, y rechazamos verlas en español.
  • Me recomiende otras películas que me puedan gustar, al estilo Netflix, que según vea más películas, mejor recomendaciones me hace.

Series

El caso de las series es distinto al de las películas por varios motivos. Normalmente seguimos muchas series a la vez, las queremos ver el mismo día que sale en USA y las queremos ver en inglés. ¿Qué opciones hay? Lo que veo que tiene más sentido es replicar el modelo Hulu en España. Una web (con apps para AppleTV, iPad, iPhone, Google TV, XBox, etc) donde se puedan ver las series gratis con publicidad o pagando unos 5€ al mes por ver todos los capítulos. Si es así, la empresa que lo haga se lleva el mercado sin duda alguna.

Las cadenas de televisión española deben tratar bien a las series (poner los capítulos a su hora, no contraprogramar, no marear con horarios) y ponerlos pocos días después que en Estados Unidos (lo ideal es que si lo echan el Lunes noche en Estados Unidos, en España salga el Martes). El mundo globalizado hace que queramos inmediatez y no estemos varios meses retrasados. Sin embargo, las cadenas de TV tienen que entender que quiero poder ver los capítulos cuando tenga tiempo, no cuando tengan a bien echarlos. Por eso prefiero la opción anterior de verlo por Internet.

Libros

Lo siento por los libreros de toda la vida, pero como dije hace muchos meses, tienen poco futuro. El avance de los libros electrónicos es imparable, como demuestran las ventas de Kindles, iPads y similares. La solución en España pasa por ofrecer los cientos de miles de libros en español en plataformas como Amazon (que se pueden leer en la web, iPad, iPhone, Kindle, Android), Apple iBooks, Google eBooks o españolas como Bubok o similares. Ni considero a Libranda porque ha sido un chiste para poder decir que lo han intentado pero que somos unos piratas.

Debemos poder comprar los libros en español o en el idioma original según queramos, y por precios siempre inferiores a los 10€. La economía de escala lo hace perfectamente viable. Yo ya me he prohibido comprar ningún libro que supere esa cantidad (excepto si es un libro técnico que lo compraran unos pocos cientos o miles de personas). Esos precios deberán bajar hasta los 5€ con el paso de los años, ya que más gente comprará.

Respecto al hecho de prestar libros, no me preocupa especialmente si los puedo conseguir por 5-10€. Eso sí, cuanto más baratos, más compraré. Si me cuestan 10, me compraré 1. Si me cuestan 7€, igual me compró 2. Ya saben, la psicología de las personas y de los precios.

¿Y cómo conseguir llegar a estos escenarios?

La propuesta que he comentado antes de no proteger aquellos productos que no estén digitalmente disponibles me parece muy acertada. Así obligamos a las empresas a digitalizar todo y ofrecerlo en Internet. Seguro que muchas empresas no estarán de acuerdo porque les resultará incómodo, pero es lo mejor para su futuro y para los ciudadanos. Sin embargo, hay varios asteriscos que hay que tener en cuenta que podrían esta propuesta insostenible.

¿Si tiene DRM se considera disponible? ¿Si tiene DRM que solo se puede reproducir en Windows? ¿Si tiene DRM que solo se puede reproducir en iPods? ¿Si me puedo bajar el archivo pero no puedo reproducirlo en una TV? ¿Si solo está disponible via streaming se considera disponible? ¿Qué pasa si quiero el archivo en inglés con subtítulos pero no me lo dan las empresas? ¿Qué pasa si quieren cobrar 20€ por un ebook, hay libre mercado pero sabemos que ese precio es abusivo en la mayoría de los casos? A la hora de considerar la copia privada, ¿forzamos a que todos los archivos se puedan duplicar – pasar a discos duros de backup? ¿Qué pasa con los DRM de empresas que pueden desaparecer, obligamos a que si desaparece libere el crackeo del DRM?

Reforma de la Propiedad Intelectual

Y dentro de esta nueva Ley Sinde tiene que haber una reforma de la Propiedad Intelectual, tal y como se ha estado debatiendo en el Congreso desde hace meses, a pesar de que el PSOE ha hecho caso omiso a lo que allí se hablaba. Algunos puntos interesantes que creo que deben tenerse en cuenta:

  • La copia privada se debe seguir manteniendo ya que estamos continuamente copiando archivos de CD a ordenador, de ordenador a MP3, a disco duro, a Dropbox o similares.
  • Se deben prohibir las protecciones anticopia. Los CDs dejan de funcionar con el paso de los años y los disco duros se rompen; por tanto es necesario copiar todo y tenerlo duplicado.
  • El canon se debe eliminar, ya que la copia privada es un derecho para asegurar la correcta utilización de los que compramos y que no se elimine por fallos informáticos o de software. Además de ser injusto al gravar todo tipo se soportes sin importar lo que hagamos con ellos.
  • Se debe reducir los años de explotación de una obra. En esta sociedad no tiene sentido que sean 70 años. Con 10-20 años es suficiente para explotarla y sacar la mayor rentabilidad posible.
  • Hay que tener mucho cuidado con los DRMs, y controlar que den la suficiente flexibilidad. Si la empresa del DRM quiebra, debe estar obligada a liberar un software que elimine el DRM de los archivos que compraste.
  • Deben reformarse las sociedades de gestión (SGAE, CEDRO, Promusicae y similares) para que sean transparentes, sean más democráticas y haya competencia entre ellas. Si el 95% de los españoles las odia por algo será…
  • Los artistas deben llevarse un mayor porcentaje de lo que se ingresa en su nombre. A pesar de que hay competencia en teoría, en muchos casos es ridículo. En el muno digital además es facilísimo que sea el propio artista el que lo publique y se lleve el 100%.

Canon en el ADSL

Algunas voces acusan a las telecos de enriquecerse con las descargas e incluso algunos defensores del cambio piden un canon al ADSL. Estoy totalmente en contra de esta opción por varios motivos:

  • Es absurdo acusar a las telecos de enriquecerse con las descargas ya que el ADSL es básico para nuestra sociedad, nuestro progreso y va a estar en todas las casas. Con el ADSL nos comunicamos, nos informamos, compartimos, aprendemos y trabajamos. Obviamente sí que es cierto que las telecos han hecho anuncios destacando la velocidad en las descargas, pero simplemente se han aprovechado de una circunstancia. Ya tenemos suficientemente caro el ADSL en España, no metamos más impuestos…
  • Va contra el libre mercado el hecho de meter un canon a todo el mundo para dárselo a unas empresas. Estarían en posición de ventaja respecto a otras empresas. Aparte que hay gente que no se baja nada y no tiene por qué pagarlo (empresas para empezar).
  • No hay una manera buena de repartir ese canon entre todos los artistas, empresas. ¿Quién decide cuánto se lleva la música, cuánto el cine, las series o los libros? ¿Cuánto se lleva cada artista? ¿En base a qué estadísticas?

Lo mejor es que se hagan modelos de negocio donde se sepa claramente que yo pago 10€ y he escuchado a 98 artistas (cada uno se lleva 10€/98), he pagado 3€ por ver una película y he comprado 2 libros por 7€. Las cuentas están claras, no hay que hacer estadísticas extrañas para repartir el bote común ni hay favoritismos de repartir más a los que más ganan (tal como hace la SGAE ahora).

Cerrando las webs de descargas

En este artículo de hace unos días ya expresé mi opinión de que muchas webs de descargas deben cerrar. Pero las industriales culturales deben entender que la solución está en ofrecer las alternativas legales que he mencionado previamente. Pueden cerrar una web en España pero saldrá en Suiza. Pueden bloquear el dominio en los ISPs pero la gente se cambiará a usar DNS abiertos como los de Google o los de OpenDNS. Y poco más pueden hacer ya que el secreto de las comunicaciones impide hacer nada más.

Respecto a los tipos de webs de descargas, como cultura general y por no meter a todos en el mismo saco, hay 5 tipos si no se me olvida ninguno (el P2P / torrent / emule son imposibles de parar):

  • Buscador. Encuentra todo lo que hay en Internet. Legal y no debería modificar nada. Ejemplo: Google.
  • Comunidad donde la gente sube torrents/enlaces. Lo que se debería pedir es que eliminaran los enlaces a contenidos protegidos de una forma mucho más proactiva. Ejemplo: The Pirate Bay si estuviera en España.
  • Web cuyos propietarios/editores suben los torrents/enlaces. Deben cerrar. Ellos son los responsables y usan las carátulas de películas, series y discos como reclamo para conseguir mucho tráfico y poner publicidad. Ejemplo: Seriesyonkis.
  • Comunidad donde la gente sube videos/musica. Lo que se debería pedir es que se eliminaran esos videos de una forma más proactiva (como está haciendo YouTube). Ejemplo: Megavideo si estuviera en España.
  • Web cuyos propietarios alojan videos. Creo que de estas hay pocas porque ya son ilegales en la mayoría de países.

Resumen

Los modelos de negocio están bastante claros. El problema está básicamente en las licencias, que con tantos contratos no permiten explotarlas en Internet o a unos precios sin sentido. Conozco muchas empresas que pueden batir a la piratería pero no consiguen los contratos por la inmovilidad de los intermediarios o las restricciones de cada país. Ejemplos españoles: Yes.fm, PomeloTV, Partigi, InOutTv, Movistar y alguna startup más que se me olvida. Ejemplos extranjeros: Amazon, Apple y Google, Voddler, Spotify.

Queremos pagar por escuchar música, por ver películas y series y por leer libros; la situación actual de piratería es una protesta contra el orden establecido porque no nos dan lo que queremos. En cuanto las industriales culturales se actualicen al siglo XXI y cumplan todo lo anterior, empezaran a ganar muchísimo más dinero y los artistas tendrán mayor recompensa por su trabajo.

Estamos en el momento ideal para cambiar la situación actual a mejor. Está en vuestras manos. ¿Queremos una ley del pasado que os haga perder más años o queréis una ley y unos modelos que os hagan ganar mucho más dinero y ponga a los ciudadanos de vuestra parte?

Las webs de enlaces son éticamente ilegales

Empiezo con un título fuerte para este artículo, un título que molestará a muchos y que incluso puede que me consideren un traidor a su “causa”. Pero creo que es bueno decir las cosas claras y ser transparentes.

Hoy domingo por la tarde han cerrado las 30 principales webs de enlaces de  descarga y las principales webs de streaming de España. Entre ellas están cinetube, seriesyonkis, pordescargadirecta, divxonline, seriespepito, elitetorrent, etc. Van a cerrar durante 12 horas para protestar por la ley Sinde que se vota el martes en la Comisión de Economía. El texto que ponen en sus páginas es:

Si se aprueba la Ley Sinde, esta página desaparecerá.
Internet será una tele más, al servicio del poder.
Por la libertad de expresión en la Red,
No a la censura. No a la Ley Sinde.
No al cierre de webs.

Mi primera impresión al verla sido “toma ya”; pero luego, lees el texto, te pones a pensar sobre el peligro real de la ley Sinde y sobre lo que hacen esas páginas y ves que algo no cuadra. Estas páginas están hablando de libertad de expresión, de que si les cierran su web estamos incumpliendo la libertad de expresión. Señores, no confundamos términos.

La ley Sinde es una vergüenza por múltiples motivos: está creada por presión de los Estados Unidos para defender la industria americana (ver documentos filtrados por Wikileaks), se salta a los jueces que son quienes siempre deben decidir si algo es legal o ilegal y encima pretende crear una comisión que quieren que nos creamos que será neutra, con potestad para cerrar cualquier web con la excusa de la propiedad intelectual (con una simple imagen o una cita más larga estamos incumpliendo diariamente las leyes de propiedad intelectual actuales). Además la han metido con calzador en el proyecto de Economía Sostenible, y como ven que no sale, el PSOE intenta que se apruebe en la comisión donde solo tiene que convencer a 2 personas más. La ley Sinde es una vergüenza de Zapatero y del PSOE, que dejan claro que están a sueldo de las empresas de entretenimiento (¡ojo! ¡que no de los artistas!).

Pero eso no significa que opine que las webs de enlaces o de streaming sean éticamente legales. Los jueces ya han dejado claro que son legales con las leyes actuales. Pero si somos sinceros con nosotros mismos… ¿son éticamente legales? Esas 30 webs que han cerrado hoy como protesta son páginas webs creadas por particulares que usan enlaces a contenidos de terceros o contenidos en streaming para conseguir mucho tráfico de usuarios y ganar dinero por publicidad. Son webs cuya misión es ofrecer series, películas y discos. Puede que no ganen millones, pero obviamente ganan dinero. Si no, no estarían llenas de anuncios de porno, casinos, apuestas, etc. Es lo que se llama lucro indirecto, y que la ley Sinde quiere añadir para poder cerrar estas webs.

Yo mismo uso FastpassTV que me redirige a Megavideo, Veevr o similares para ver los últimos capítulos de series en inglés. Y sinceramente creo que estas webs desaparecerán, son solo una etapa hasta que las productoras y cadenas se den cuenta de que el mundo ha cambiado. En Estados Unidos ya ha pasado. El año que estuve en Chicago no utilicé estas webs para nada, podía ver todos los capítulos en Hulu, Netflix o en las webs de las cadenas. Y aquí en España sucederá lo mismo más pronto que tarde. Una cosa es que protestemos contra el orden establecido porque no nos den lo que queremos (series cuando queramos, con calidad, en inglés y el mismo día que salen en USA) y otra muy distinta es que consideremos éticamente legales a las webs de enlaces de descargas o de streaming. Y mucho menos que se erijan en posición de liderazgo. No estoy dispuesto a que estas webs representen a Internet en España.

Lo voy a decir más claro, estas webs que han cerrado hoy son legales a día de hoy; pero creo que debería cambiarse la ley para que fueran ilegales. Para mí el único debate es cómo se redacta la ley para que no se pueda aprovechar para cerrar cualquier web (limitando la libertad de expresión) y que tenga que ser un juez siempre el que decida (un juez experto en el tema y que tarde días para limitar la velocidad de Internet). La ley Sinde no resuelve este tema y encima lo empeora.

Sin embargo ni aún “cerrando” estas webs la gente volvería a comprar CDs, DVDs o volvería a ver la TV; ya que se pueden ir a otros países o está el P2P que es imposible de parar. La industria de entretenimiento tiene que aceptar de una vez que estamos en el siglo XXI. Tiene que tomar como ejemplo a Netflix, a iTunes, a Spotify, a Voodler, a Hulu, a las cadenas de TV americanas colgando sus capítulos online. Tienen que dejar de partir la tierra en trozos y alegrarse de que millones de personas queremos ver los mismos programas que los americanos al mismo tiempo. No queremos verlos ni 6 meses ni 1 año después, queremos verlo el mismo día. No queremos verlos en español, queremos verlos en inglés. No queremos tener horarios fijos para verlos, queremos verlos cuando tengamos tiempo libre. Y queremos hacerlo a precios aceptables teniendo en cuenta que no ni hay costes físicos ni tantos intermediarios. Para que esto suceda seguramente tengan que quebrar unas cuentas empresas, se tendrán que renegociar muchos contratos y las filiales americanas en otros países perderán poder (con la consecuente quiebra de empresas locales y de menos impuestos a organizaciones como la SGAE).

En resumen, no seamos hipócritas; una cosa es defender la libertad de expresión defendiendo a Wikileaks por ejemplo y otra muy distinta es que consideremos que estas webs de enlaces deban seguir online porque si no, hay menos libertad de expresión en Internet. Aún nos quedan dos días para impedir que la Ley Sinde sea aprobada.

La piratería en España es parte de la cultura

Este es el titular del periódico Los Angeles Times, que avisa que la descarga y streaming de películas está tan enraizado en nuestra cultura que Sony Pictures está planteándose dejar de vender DVDs en España, tal como ya ha hecho en Corea del Sur.

“People are downloading movies in such large quantities that Spain is on the brink of no longer being a viable home entertainment market for us,” said Michael Lynton, chairman of Sony Pictures Entertainment.

Dos puntos:

  1. Si se van de España, la única opción será la piratería. Y les daremos el premio Darwin por promocionar la descarga.
  2. No hay oferta legal. En USA puedes comprar en iTunes, Netflix, Amazon; verlo en streaming en páginas oficiales. Aquí no hay oferta oficial en Internet. Las condiciones de venta y alquiler son tan caras que no dejan márgenes para funcionar. Si siguen queriendo llevarse 3€ por descarga, se van a quedar con 0€.

Un detalle muy importante para entender toda la presión que está recibiendo España de Estados Unidos es lo siguiente:

With accelerating broadband speeds making downloads simpler — and legal authorities struggling to keep up — many fear that Spain is becoming the second domino in a chain that could threaten Hollywood’s economic underpinnings.

Seríamos el segundo país que dan por perdido, y ya sabemos que no hay dos sin tres. Y lo que no sé si es peor o mejor, pero entienden que los cambios en la ley no van a afectar a las descargas, van a continuar igual.

When illegal Internet downloading and streaming become so entrenched in a country that it’s a societal habit, however, it’s unlikely that any policy change can quickly put it to a halt. Piracy in Spain, by this view, may be more akin to a disease, one that Hollywood must hope to contain before it spreads.

“We need to get a handle on it if we don’t want to end up like the music industry, where their business model didn’t keep pace with the realities of the new marketplace.”

Si de verdad quisieran, antes de darnos por perdidos, poner en marcha un videoclub online con cientos de miles de películas de alquiler a 2-3€. Tanto antiguas como los últimos estrenos. Permitid que otras webs también vendan películas con comisión. Probad a hacer eso durante 4 años. No perdéis nada, al habernos dado ya casi por perdidos.

El pirata de Paulo Coelho

Pirata Paulo CoelhoPaulo Coelho (escritor con muchos libros y muy buenos) veía que vendía en Rusia sólo 1.000 libros al año de su obra “El alquimista”. Decidió subir un pdf a un sitio pirata creado por él y enlazarlo desde su web. ¿El resultado? Ese año vendió 10.000 copias y al otro 100.000. Y todo sin publicidad, sólo colgando un pdf de su libro. Después subió más libros en varios idiomas, por lo que junto al hecho de ser un buen escritor, consiguió aumentar sus ventas por todo el mundo hasta vender 100 millones de libros.

Es lo que llaman la cultura de lo gratis (the culture of free) que tanto pregoniza Chris Anderson. Paulo Coehlo cree totalmente en el beneficio que aporta permitir bajarse su libro y decidir después si quiere comprarlo o no. Cree en que hacia ahí tendrán que ir el resto de autores:

Al final del día la gente lo va a comprar, porque esto les estimula a leer y eso a su vez, les estimula a comprar.

Además dice que el objetivo de los escritores es que los lean, cuantos más mejor. El dinero que ganen (o que “pierdan” a través de esas descargas) es secundario.

Sin duda, es un buen ejemplo de hacia dónde creo que se dirige este mundo. Podéis ver el vídeo de la conferencia donde comentó esta experiencia suya, fue en el DLD de este año 2008.