Esta protesta no busca lo gratis, busca proteger nuestros derechos

Tras el éxito de la protesta que está sucediendo en Internet, algunos medios están tergiversando lo que protestamos e insinúan que que buscamos que todo sea gratis y se pueda seguir bajando como hasta ahora. La respuesta es no. Si la industria nos da alternativas mejores y más cómodas al torrent o megaupload iremos allí, pero es que ahora mismo no hay sin estar pagando cantidades abusivas o sin estar peleándote con DRMs varios (ese mismo DRM del que se quejaba la ministra porque no podía mover las canciones del iTunes de un ordenador a otro, o que no le dejaba copiar un DVD).

Propuestas

Ya lo llevo diciendo desde hace 4 años, haced una buena página donde tengas 100.000 películas para alquilar y poder ver en tu televisor (1-3€ por película). Películas en alta definición y en varios idiomas, no es tan complicado; sólo os tenéis que poner de acuerdo. Lo que no me vale son las webs que tienen 100 películas y de los años 60, obviamente no entraremos. Además, tenéis que acortar los tiempos entre que está en el cine y sale para ver en Internet o en las tiendas. Ved Voddler (videoclub de películas)

Haced un Hulu español, donde poder ver todas las series (aquí las cadenas de TV ya están avanzando más rápido), pagando una cuota mensual por ejemplo, o con publicidad para algunas series.

Apoyad a iniciativas como Spotify, Last.fm, etc que ayudan a encontrar nuevos artistas. Y rehacer los contratos que tenéis con los productores, en la música donde se saca dinero es en los conciertos. Lo sabemos nosotros que pagamos por ir a ellos, lo saben los músicos y lo saben las discográficas.

Por tanto, no buscamos que sea gratis; sólo buscamos lo cómodo, y un cierto sentido común. Respecto a los periódicos que están aprovechando para quejarse también (El País, El Mundo), lo siento amigos; pero vais a tener que dar otra vuelta de hoja a vuestra propuesta de cobro de contenidos.

¿Cerramos webs?

Mi respuesta es sí, pero no de esta forma. Yo no estoy en contra de que se cierren las webs con enlaces a P2P, obviamente su objetivo es ganar dinero con la publicidad y los registros. Tampoco estoy en contra de que se denuncie a Megaupload o similares, están ganando dinero alojando archivos de los que no tienen los derechos. Ahora bien, el problema es doble:

  1. Cómo hacer una ley para que solo se puedan cerrar esos sitios sin perjudicar a otros, y sin que la ley sea demasiado abierta. No queremos que un posterior loco pueda cerrar cualquier blog o web, o que la SGAE se emocione y empiece a denunciar a todo el mundo. Obviamente el cierre lo tiene que decidir un juez, no una comisión.
  2. Cómo pararlo técnicamente. Y aquí hay que dejarles bien claro a los legisladores que no hay manera, siempre podremos acceder a redes torrent hagan lo que hagan, y siempre habrá webs de enlaces hagan lo que hagan.

Llevan años perdiendo el tiempo, y nosotros esperando que saquen alternativas cómodas y que deseemos usar. Spotify ya lo ha conseguido en la música, en el mundo del cine… ¿qué será?

Esta tarde hay manifestación en Madrid a las 8pm delante del Ministerio de Cultura. Os quiero ver a todos allí o en vuestra ciudad!

Por qué lo gratis es el futuro de la industria

free wired

Wired ha publicado una edición dedicada a cómo diferentes industrias han apostado por ofrecer sus productos gratis o casi gratis para recibir beneficios a través de otros canales. Google, Gillette, Ryanair, Yahoo, Flickr, músicos como Artic Monkeys, periódicos online, almacenamiento de email, etc. No os hago un resumen por ahora, os dejo que disfrutéis de su lectura. El artículo lo ha escrito Chris Anderson que en el 2009 publicará un libro llamado FREE sobre este tema. Es el autor de The Long Tail, libro imprescindible si no lo habéis leído y os interesa cómo evolucionan las diferentes industrias según el modelo de la larga cola.

El pirata de Paulo Coelho

Pirata Paulo CoelhoPaulo Coelho (escritor con muchos libros y muy buenos) veía que vendía en Rusia sólo 1.000 libros al año de su obra “El alquimista”. Decidió subir un pdf a un sitio pirata creado por él y enlazarlo desde su web. ¿El resultado? Ese año vendió 10.000 copias y al otro 100.000. Y todo sin publicidad, sólo colgando un pdf de su libro. Después subió más libros en varios idiomas, por lo que junto al hecho de ser un buen escritor, consiguió aumentar sus ventas por todo el mundo hasta vender 100 millones de libros.

Es lo que llaman la cultura de lo gratis (the culture of free) que tanto pregoniza Chris Anderson. Paulo Coehlo cree totalmente en el beneficio que aporta permitir bajarse su libro y decidir después si quiere comprarlo o no. Cree en que hacia ahí tendrán que ir el resto de autores:

Al final del día la gente lo va a comprar, porque esto les estimula a leer y eso a su vez, les estimula a comprar.

Además dice que el objetivo de los escritores es que los lean, cuantos más mejor. El dinero que ganen (o que “pierdan” a través de esas descargas) es secundario.

Sin duda, es un buen ejemplo de hacia dónde creo que se dirige este mundo. Podéis ver el vídeo de la conferencia donde comentó esta experiencia suya, fue en el DLD de este año 2008.