Gráfico de la red P2P de Spotify

Comparto está gráfica del uso de la red de Spotify. Como muchos sabréis, Spotify es técnicamente una red P2P de música; digamos que es un eMule con licencias. Gracias a esta arquitectura se gastan en servidores una quinta parte tranquilamente. Una razón más para recordar que el P2P no es ilegal, el P2P es una tecnología.

Un 57% del tráfico se lo ahorran porque las canciones que más escuchamos están cacheadas en nuestros ordenadores. Otro 34% va a través de la red P2P (me lo mandan mis vecinos que escuchan la misma música que yo) y el otro 10% son canciones más de larga cola que se mandan a través de los servidores de Spotify.

Resulta curioso ver como Spotify se usa algo más por las mañanas y noches en los días de trabajo; y bastante más las noches de los Viernes y Sábados. Se nota claramente cuando son las fiestas ;)

Lo que debería ser la ley Sinde

Afortunadamente tuvimos éxito en nuestra propuesta y la llamada Ley Sinde no se aprobó. Como han dicho varios comentaristas políticos, cometieron varios fallos: meter esa disposición en la Ley de Economía Sostenible que no tenía que ver y querer saltarse a los jueces. Los partidarios de la Ley Sinde ensuciaban el debate con que queremos todo gratis. Con los días se ha demostrado que eso no es cierto, al menos no es lo que opina la mayoría de ciudadanos razonables.

Si quieren acabar con la piratería, lo cómodo y fácil es lo único que gana a lo gratis. Se lo llevamos diciendo desde hace más de 5 años, pero los jefes de las compañías culturales e intermediarios no han querido oírnos. Han querido seguir vendiendo CDs, DVDs y libros en papel; como si Internet no existiera. Obviamente no es así. Si no existe alternativa legal es imposible que gastemos dinero, y por tanto recurrimos a webs de descarga o streaming.

¿Qué debería ser la Ley Sinde?

Según mi humilde opinión, lo que deberían hacer para empezar es NO intentar meterla otra vez en la LES en Enero, y hacer una verdadera ley de Transformación de las Industrias Culturales y de la Propiedad Intelectual. Una ley que piense en los próximos 20 años y no en el pasado. Algunos enlaces para empezar:

  • Una obra cultura no se encontrará protegida si está digitalmente disponible. Si una película o software no se puede obtener online, no tiene protección. En Materias Grises. Añado varios asteriscos que mencionaré un poco más abajo.
  • Hoja de ruta para apoyar a los creadores. En Mangas Verdes.
  • ¿Cuánto ganan las páginas de descargas? Por Ignacio Escolar. Estamos dispuestos a pagar y se puede hacer mucho negocio, pero si no hay alternativas legales…

Vamos a ver los distintos sectores:

Música

Spotify se está llevando el mercado y está eliminando la piratería. De mis amigos, casi nadie se baja ya nada; todo el mundo usa Spotify y varios de ellos pagamos. 10€ al mes me parece un poco demasiado, 5-7€ me parece un precio más razonable; pero supongo que hasta que no pague más gente, los early-adopters tendremos que mantener las finanzas de esta empresa. De hecho en España existe Yes.fm, que ofrece prácticamente lo mismo por 5€. Sin embargo me gusta más la interfaz de uso de Spotify.

Un cambio de mentalidad importante ha sido el pasar de tener un solo disco y escucharlo durante semanas, a estar cambiando de artista o disco o género según el estado de ánimo de cada uno. Yo tengo varias playlists con distintos géneros o artistas que me gustan, y según el día escucho uno u otro. Por lo tanto ya no tiene sentido que me vendan CDs o canciones. Quiero poder escuchar lo que quiera, y poder descubrir nuevos artistas con tanta facilidad. El hecho de querer llevar esa misma música en el móvil de forma automática es lo que me hace pagar esos 10€ al mes.

Sin embargo sigue estando claro que de donde más ganarán es con los conciertos. Siempre ha sido así y tiene sentido que sea así. Por tanto Spotify meterá en breve la venta de entradas de conciertos, es un movimiento obvio y que puede hacer mucho daño a empresas españoles como Nvivo. Sería interesante que en España hubiera más competencia a Spotify (en USA hay un par más).

Películas

Empecemos diciendo que lo que tiene sentido es el alquiler de películas. No tengo muy claro quién va a querer comprar un archivo que solo verá 1-3 veces. Desde hace sólo un par de semanas se pueden alquilar películas en iTunes por 3-5€, pero hay poco más de 100. Otras opciones son Filmin (películas de autor por 2-3€), o los videoclubs de las telecos (Movistar, Jazztel, ONO, etc).

En Estados Unidos tenemos como referencia a Netflix, una empresa que cotiza en la bolsa americana y acabar de entrar en el top 500 del Nasdaq. Por $8 al mes tienen acceso ilimitado a todas las películas y series que quieras. Queda bastante claro porqué tiene tanto éxito. En Suecia ha nacido Voddler, una web de alquiler de películas por 3-4€, que tiene muy buena pinta; aún así no llegan a las 2.000 películas.

La plataforma que triunfe y gane la batalla a la piratería será aquella que:

  • Tenga  más de 20.000 películas para empezar. Entrar en las webs actuales y encontrar una película de 100 es insoportable. Queremos poder encontrar prácticamente todas las películas, sin importar que sea española o americana.
  • Con solo 1 click ya estés viendo la película. Nada de interfaces complicadas o retorcidas. Veo la ficha de la película, y con dar a alquilar me cobra los 1-3€ de la película y la empiezo a ver.
  • Debe tener posibilidad de verla en la TV que para eso tenemos Televisiones de Alta Definición!! Aquí Apple lo tiene más fácil con su Apple TV (solo 99€), o las telecos con sus aparatos. Otra española bien posicionada es InOutTV con sus grabadores de TV y videoclub. Si fuera ellos haría la misma estrategia de Netflix: tener aplicación en el Apple TV, XBox, Google TV, Roku, etc.
  • Y se debe poder llevarlo descargado en el iPad o iPhone, que los viajes en autobus o avión se hacen muy largos. En definitiva, estemos donde estemos debemos poder ver esa película que hemos alquilado/comprado.
  • Se puedan ver en versión original y con subtítulos en ambos idiomas. Cada vez somos más los que preferimos verlas en el idioma original, y rechazamos verlas en español.
  • Me recomiende otras películas que me puedan gustar, al estilo Netflix, que según vea más películas, mejor recomendaciones me hace.

Series

El caso de las series es distinto al de las películas por varios motivos. Normalmente seguimos muchas series a la vez, las queremos ver el mismo día que sale en USA y las queremos ver en inglés. ¿Qué opciones hay? Lo que veo que tiene más sentido es replicar el modelo Hulu en España. Una web (con apps para AppleTV, iPad, iPhone, Google TV, XBox, etc) donde se puedan ver las series gratis con publicidad o pagando unos 5€ al mes por ver todos los capítulos. Si es así, la empresa que lo haga se lleva el mercado sin duda alguna.

Las cadenas de televisión española deben tratar bien a las series (poner los capítulos a su hora, no contraprogramar, no marear con horarios) y ponerlos pocos días después que en Estados Unidos (lo ideal es que si lo echan el Lunes noche en Estados Unidos, en España salga el Martes). El mundo globalizado hace que queramos inmediatez y no estemos varios meses retrasados. Sin embargo, las cadenas de TV tienen que entender que quiero poder ver los capítulos cuando tenga tiempo, no cuando tengan a bien echarlos. Por eso prefiero la opción anterior de verlo por Internet.

Libros

Lo siento por los libreros de toda la vida, pero como dije hace muchos meses, tienen poco futuro. El avance de los libros electrónicos es imparable, como demuestran las ventas de Kindles, iPads y similares. La solución en España pasa por ofrecer los cientos de miles de libros en español en plataformas como Amazon (que se pueden leer en la web, iPad, iPhone, Kindle, Android), Apple iBooks, Google eBooks o españolas como Bubok o similares. Ni considero a Libranda porque ha sido un chiste para poder decir que lo han intentado pero que somos unos piratas.

Debemos poder comprar los libros en español o en el idioma original según queramos, y por precios siempre inferiores a los 10€. La economía de escala lo hace perfectamente viable. Yo ya me he prohibido comprar ningún libro que supere esa cantidad (excepto si es un libro técnico que lo compraran unos pocos cientos o miles de personas). Esos precios deberán bajar hasta los 5€ con el paso de los años, ya que más gente comprará.

Respecto al hecho de prestar libros, no me preocupa especialmente si los puedo conseguir por 5-10€. Eso sí, cuanto más baratos, más compraré. Si me cuestan 10, me compraré 1. Si me cuestan 7€, igual me compró 2. Ya saben, la psicología de las personas y de los precios.

¿Y cómo conseguir llegar a estos escenarios?

La propuesta que he comentado antes de no proteger aquellos productos que no estén digitalmente disponibles me parece muy acertada. Así obligamos a las empresas a digitalizar todo y ofrecerlo en Internet. Seguro que muchas empresas no estarán de acuerdo porque les resultará incómodo, pero es lo mejor para su futuro y para los ciudadanos. Sin embargo, hay varios asteriscos que hay que tener en cuenta que podrían esta propuesta insostenible.

¿Si tiene DRM se considera disponible? ¿Si tiene DRM que solo se puede reproducir en Windows? ¿Si tiene DRM que solo se puede reproducir en iPods? ¿Si me puedo bajar el archivo pero no puedo reproducirlo en una TV? ¿Si solo está disponible via streaming se considera disponible? ¿Qué pasa si quiero el archivo en inglés con subtítulos pero no me lo dan las empresas? ¿Qué pasa si quieren cobrar 20€ por un ebook, hay libre mercado pero sabemos que ese precio es abusivo en la mayoría de los casos? A la hora de considerar la copia privada, ¿forzamos a que todos los archivos se puedan duplicar – pasar a discos duros de backup? ¿Qué pasa con los DRM de empresas que pueden desaparecer, obligamos a que si desaparece libere el crackeo del DRM?

Reforma de la Propiedad Intelectual

Y dentro de esta nueva Ley Sinde tiene que haber una reforma de la Propiedad Intelectual, tal y como se ha estado debatiendo en el Congreso desde hace meses, a pesar de que el PSOE ha hecho caso omiso a lo que allí se hablaba. Algunos puntos interesantes que creo que deben tenerse en cuenta:

  • La copia privada se debe seguir manteniendo ya que estamos continuamente copiando archivos de CD a ordenador, de ordenador a MP3, a disco duro, a Dropbox o similares.
  • Se deben prohibir las protecciones anticopia. Los CDs dejan de funcionar con el paso de los años y los disco duros se rompen; por tanto es necesario copiar todo y tenerlo duplicado.
  • El canon se debe eliminar, ya que la copia privada es un derecho para asegurar la correcta utilización de los que compramos y que no se elimine por fallos informáticos o de software. Además de ser injusto al gravar todo tipo se soportes sin importar lo que hagamos con ellos.
  • Se debe reducir los años de explotación de una obra. En esta sociedad no tiene sentido que sean 70 años. Con 10-20 años es suficiente para explotarla y sacar la mayor rentabilidad posible.
  • Hay que tener mucho cuidado con los DRMs, y controlar que den la suficiente flexibilidad. Si la empresa del DRM quiebra, debe estar obligada a liberar un software que elimine el DRM de los archivos que compraste.
  • Deben reformarse las sociedades de gestión (SGAE, CEDRO, Promusicae y similares) para que sean transparentes, sean más democráticas y haya competencia entre ellas. Si el 95% de los españoles las odia por algo será…
  • Los artistas deben llevarse un mayor porcentaje de lo que se ingresa en su nombre. A pesar de que hay competencia en teoría, en muchos casos es ridículo. En el muno digital además es facilísimo que sea el propio artista el que lo publique y se lleve el 100%.

Canon en el ADSL

Algunas voces acusan a las telecos de enriquecerse con las descargas e incluso algunos defensores del cambio piden un canon al ADSL. Estoy totalmente en contra de esta opción por varios motivos:

  • Es absurdo acusar a las telecos de enriquecerse con las descargas ya que el ADSL es básico para nuestra sociedad, nuestro progreso y va a estar en todas las casas. Con el ADSL nos comunicamos, nos informamos, compartimos, aprendemos y trabajamos. Obviamente sí que es cierto que las telecos han hecho anuncios destacando la velocidad en las descargas, pero simplemente se han aprovechado de una circunstancia. Ya tenemos suficientemente caro el ADSL en España, no metamos más impuestos…
  • Va contra el libre mercado el hecho de meter un canon a todo el mundo para dárselo a unas empresas. Estarían en posición de ventaja respecto a otras empresas. Aparte que hay gente que no se baja nada y no tiene por qué pagarlo (empresas para empezar).
  • No hay una manera buena de repartir ese canon entre todos los artistas, empresas. ¿Quién decide cuánto se lleva la música, cuánto el cine, las series o los libros? ¿Cuánto se lleva cada artista? ¿En base a qué estadísticas?

Lo mejor es que se hagan modelos de negocio donde se sepa claramente que yo pago 10€ y he escuchado a 98 artistas (cada uno se lleva 10€/98), he pagado 3€ por ver una película y he comprado 2 libros por 7€. Las cuentas están claras, no hay que hacer estadísticas extrañas para repartir el bote común ni hay favoritismos de repartir más a los que más ganan (tal como hace la SGAE ahora).

Cerrando las webs de descargas

En este artículo de hace unos días ya expresé mi opinión de que muchas webs de descargas deben cerrar. Pero las industriales culturales deben entender que la solución está en ofrecer las alternativas legales que he mencionado previamente. Pueden cerrar una web en España pero saldrá en Suiza. Pueden bloquear el dominio en los ISPs pero la gente se cambiará a usar DNS abiertos como los de Google o los de OpenDNS. Y poco más pueden hacer ya que el secreto de las comunicaciones impide hacer nada más.

Respecto a los tipos de webs de descargas, como cultura general y por no meter a todos en el mismo saco, hay 5 tipos si no se me olvida ninguno (el P2P / torrent / emule son imposibles de parar):

  • Buscador. Encuentra todo lo que hay en Internet. Legal y no debería modificar nada. Ejemplo: Google.
  • Comunidad donde la gente sube torrents/enlaces. Lo que se debería pedir es que eliminaran los enlaces a contenidos protegidos de una forma mucho más proactiva. Ejemplo: The Pirate Bay si estuviera en España.
  • Web cuyos propietarios/editores suben los torrents/enlaces. Deben cerrar. Ellos son los responsables y usan las carátulas de películas, series y discos como reclamo para conseguir mucho tráfico y poner publicidad. Ejemplo: Seriesyonkis.
  • Comunidad donde la gente sube videos/musica. Lo que se debería pedir es que se eliminaran esos videos de una forma más proactiva (como está haciendo YouTube). Ejemplo: Megavideo si estuviera en España.
  • Web cuyos propietarios alojan videos. Creo que de estas hay pocas porque ya son ilegales en la mayoría de países.

Resumen

Los modelos de negocio están bastante claros. El problema está básicamente en las licencias, que con tantos contratos no permiten explotarlas en Internet o a unos precios sin sentido. Conozco muchas empresas que pueden batir a la piratería pero no consiguen los contratos por la inmovilidad de los intermediarios o las restricciones de cada país. Ejemplos españoles: Yes.fm, PomeloTV, Partigi, InOutTv, Movistar y alguna startup más que se me olvida. Ejemplos extranjeros: Amazon, Apple y Google, Voddler, Spotify.

Queremos pagar por escuchar música, por ver películas y series y por leer libros; la situación actual de piratería es una protesta contra el orden establecido porque no nos dan lo que queremos. En cuanto las industriales culturales se actualicen al siglo XXI y cumplan todo lo anterior, empezaran a ganar muchísimo más dinero y los artistas tendrán mayor recompensa por su trabajo.

Estamos en el momento ideal para cambiar la situación actual a mejor. Está en vuestras manos. ¿Queremos una ley del pasado que os haga perder más años o queréis una ley y unos modelos que os hagan ganar mucho más dinero y ponga a los ciudadanos de vuestra parte?

Paramount Pictures se da cuenta de que han perdido 5 años

Vía Mariano leo un documento interesante de Paramount Pictures donde afirman lo siguiente:

“Hace apenas 5 años atrás, uno tenía que saber de PCs y tener una paciencia extrema para descargar películas. Hoy en día, literalmente cualquier persona con una conexión a Internet puede hacerlo. Sitios torpes fueron reemplazados con algunos que lucen legítimos y que parecen legitimar la descarga de películas, una percepción aumentada por la presencia de anunciantes premium y hasta costos de suscripción procesados por instituciones financieras gigantes”

y la mejor respuesta es la que ha escrito Mariano, que más claro no se puede decir:

“Tuvieron 5 años para preparase y no hicieron un sólo esfuerzo para brindarle a sus clientes y consumidores un modelo de negocio válido pero invirtieron miles de millones en empresas capaces de inundar las redes con información falsa, guardar datos personales violando la privacidad y hasta persiguiendo legalmente a gente que luego es encontrada inocente… ¿y quieren entonces cerrar Internet sin siquiera órdenes judiciales?”

Desde que en el año 2000 las discográficas demandaron a Napster, han pasado ya casi 10 años y toda la industria de entretenimiento sigue igual de torpe. Siguen con la misma mentalidad de pensar en copias vendidas, de ranking de cds platinos. Les cuesta muchísimo pensar en el usuario. Les cuesta muchísimo aceptar que la tecnología les va a vencer si siguen yendo en contra del usuario.

Han tenido que venir empresas como Apple, Last.fm o Spotify para innovar, dejar de pensar como antes y romper el mercado llevándose todos los clientes. Han tenido que venir compañías como MegaUpload y webs de streaming para ofrecer a la gente lo que quiere (legal o ilegal, pero como quiere verlo). ¿A qué esperan? Yo sigo sin entenderlo, les llevamos años gritando que estamos deseando pagar si nos ofrecen comodidad y ellos siguen empeñados en poner barreras para acceder a sus contenidos. Cada año que dejan pasar, millones de personas se acostumbran a usar el P2P y las webs de descargas. Ellos verán como quieren que sea el 2010.

No tienes el poder (Seth Godin)

Este artículo es una traducción de este brillante artículo de Seth Godin llamado “You don’t have power”

Un amigo está construyendo una pista de patinaje. Desafortunadamente, empezó con un terreno irregular y el agua sigue entrando en un lado de la pista. El agua es así, y necesitas un montón de tiempo, energía y dinero si deseas cambiarlo. Una persona, trabajando tan duro como pueda, tiene pocas posibilidades de convencer al agua para que cambie.

Consideremos esta cita de un editor de libros de alto nivel que debería saber más, “Debemos hacer todo lo posible para mantener el valor de nuestro contenido en contra de las presiones a la baja ejercida por el mercado y la percepción de que “digital” significa “barato”. … ”

¿Perdona?

No tienes el poder. Tal vez si todas las personas que alguna vez han publicado un libro o han considerado publicarlo se reunieran e hicieran un pacto, entonces tendrían el poder suficiente para luchar contra el mercado. ¿Pero en solitario? Protesta todo lo que quieras, no vas a conseguir otra cosa que quedarte ronco.

Las productoras pensaron que tenían el poder para luchar contra la televisión. Las discográficas pensaron que tenían el poder para luchar contra iTunes. Las revistas pensaron que tenían el poder para combatir la web. Los periódicos pensaron que tenían el poder para luchar contra Craigslist.

Ésta es una manera de pensar en esto, inspirado por Merlin Mann: Imagina que el próximo año tu empresa va a tener 10 millones de dólares en lugar de cien millones de dólares en ganancias. ¿Qué harías sabiendo que tus ganancias van a ser mucho menor de lo que son hoy en día? Porque eso es exactamente lo que la empresa nueva con nada que perder va a hacer. Diez millones de dólares en ganancias es mucho para una persona partiendo de cero y tratando de ganar cuota. No le importa que hayas hecho un centenar de millones el año pasado con el viejo modelo.

Si soy una nueva empresa o un autor poco conocido, te puedo asegurar que soy feliz de vender mi trabajo por 5 dólares y ganar setenta céntimos por cada copia si puedo vender un millón.

Los ejecutivos inteligentes se centran en las cosas que tienen el poder de cambiar, no en quejarse de las cosas que no lo tienen.

Los editores actuales tienen el poder de cambiar la forma de lo que hacen, aumentar el valor, aumentar la velocidad, segmentar a la audiencia, crear comunidades, liderar tribus, generar avances que nos dejan asombrados. Ellos no tienen el poder de exigir que paguemos más por las mismas cosas que otros venden por mucho menos.

Y si crees que éste es un post sobre el negocio editorial, espero que lo vuelvas a leer y pienses en cómo lo digital va a cambiar tu industria también.

La competencia y el mercado son como el agua. Van donde quieren.

Esta protesta no busca lo gratis, busca proteger nuestros derechos

Tras el éxito de la protesta que está sucediendo en Internet, algunos medios están tergiversando lo que protestamos e insinúan que que buscamos que todo sea gratis y se pueda seguir bajando como hasta ahora. La respuesta es no. Si la industria nos da alternativas mejores y más cómodas al torrent o megaupload iremos allí, pero es que ahora mismo no hay sin estar pagando cantidades abusivas o sin estar peleándote con DRMs varios (ese mismo DRM del que se quejaba la ministra porque no podía mover las canciones del iTunes de un ordenador a otro, o que no le dejaba copiar un DVD).

Propuestas

Ya lo llevo diciendo desde hace 4 años, haced una buena página donde tengas 100.000 películas para alquilar y poder ver en tu televisor (1-3€ por película). Películas en alta definición y en varios idiomas, no es tan complicado; sólo os tenéis que poner de acuerdo. Lo que no me vale son las webs que tienen 100 películas y de los años 60, obviamente no entraremos. Además, tenéis que acortar los tiempos entre que está en el cine y sale para ver en Internet o en las tiendas. Ved Voddler (videoclub de películas)

Haced un Hulu español, donde poder ver todas las series (aquí las cadenas de TV ya están avanzando más rápido), pagando una cuota mensual por ejemplo, o con publicidad para algunas series.

Apoyad a iniciativas como Spotify, Last.fm, etc que ayudan a encontrar nuevos artistas. Y rehacer los contratos que tenéis con los productores, en la música donde se saca dinero es en los conciertos. Lo sabemos nosotros que pagamos por ir a ellos, lo saben los músicos y lo saben las discográficas.

Por tanto, no buscamos que sea gratis; sólo buscamos lo cómodo, y un cierto sentido común. Respecto a los periódicos que están aprovechando para quejarse también (El País, El Mundo), lo siento amigos; pero vais a tener que dar otra vuelta de hoja a vuestra propuesta de cobro de contenidos.

¿Cerramos webs?

Mi respuesta es sí, pero no de esta forma. Yo no estoy en contra de que se cierren las webs con enlaces a P2P, obviamente su objetivo es ganar dinero con la publicidad y los registros. Tampoco estoy en contra de que se denuncie a Megaupload o similares, están ganando dinero alojando archivos de los que no tienen los derechos. Ahora bien, el problema es doble:

  1. Cómo hacer una ley para que solo se puedan cerrar esos sitios sin perjudicar a otros, y sin que la ley sea demasiado abierta. No queremos que un posterior loco pueda cerrar cualquier blog o web, o que la SGAE se emocione y empiece a denunciar a todo el mundo. Obviamente el cierre lo tiene que decidir un juez, no una comisión.
  2. Cómo pararlo técnicamente. Y aquí hay que dejarles bien claro a los legisladores que no hay manera, siempre podremos acceder a redes torrent hagan lo que hagan, y siempre habrá webs de enlaces hagan lo que hagan.

Llevan años perdiendo el tiempo, y nosotros esperando que saquen alternativas cómodas y que deseemos usar. Spotify ya lo ha conseguido en la música, en el mundo del cine… ¿qué será?

Esta tarde hay manifestación en Madrid a las 8pm delante del Ministerio de Cultura. Os quiero ver a todos allí o en vuestra ciudad!

Reflexiones de Spotify tras cumplir un año

Daniel Ek, CEO de Spotify, ha escrito una magnífica reflexión sobre lo que ha sido este primer año de Spotify. Hay que aclarar que llevan un año a la luz del público pero que hay dos más de desarrollo si no me acuerdo mal. Su título es “El éxito de la noche a la mañana lleva mucho tiempo…” y es una verdad absoluta. Para que un producto triunfe de un día a otro se necesitan muchos meses y muchos años de trabajo. Todo tiene su preparación.

Si entendéis el inglés os recomiendo leerlo, aunque voy a anotar los puntos que más me han llamado la atención:

  • Deja bien claro que aunque estén creciendo a toda velocidad esta industria cambia muy rápido y un día estás en la cumbre y el día siguiente en el barro. Se necesitan años para consolidar un producto y un servicio.

Estamos comprometidos en construir un servicio de música que funciona en diferentes dispositivos, que te permite compartir tu música con tus amigos y que te permita elegir cómo quieres acceder a la música. No estamos interesados en crear hype para venderla rápidamente.

  • Según él, su principal fallo durante este tiempo ha sido no prestar más atención a los sellos discográficos y a los músicos; ellos son sus partners y sin ellos no habría Spotify. Asi que va a dedicar más tiempo para hacerles ver que este es el futuro y que ellos estén contentos de cómo se trata a su contenido.
  • Cuando alguien critica Spotify se alegra porque significa que importa a la gente. Saben que es un producto en progreso y esto es solo el comienzo. Algunos de los aspectos donde están mejorando son una mejor monetización, mejor gestión de la librería (va a haber cambios en las playlists), hacer Spotify más sociable (¿amigos?) y mejorar sus aplicaciones online. Haciendo casos a las ofertas de trabajo intuyo que van a sacar una web con más posibilidades (¿red social de música?), aunque me extrañaría que lo separaran de su aplicación de escritorio.
  • Tienen cientos de miles de suscriptores, son uno de los principales afiliados a las descargas de música (a pesar de que el 80% de los usuarios no saben que pueden comprar canciones) y ya han pasado la barrera del millón de euros por ingresos de publicidad al mes.
  • Ellos esperan que la industria de la música crezca hasta los 40.000-50.000 millones de dólares al año, que haya billones de reproducciones de canciones al mes; y que una gran cantidad de gente se pase de las descargas de música a las opciones legales (aceptemos aquí el término legal aunque en España no sea ilegal).

Sin embargo, para que esto suceda, la industria necesita pensar de forma innovadora y darse cuenta que el nuevo modelo de negocio en la música en una mezcla entre música con anuncios, descargas, suscripciones, merchandising y entradas de conciertos donde el usuario es lo principal y donde la clave para monetizarlo viene de la portabilidad y de los derechos de acceso.

Creo que esto es algo con lo que la mayoría de la gente en la industria estará de acuerdo, pero no sucederá si la industria continua forzando las tasas por reproducción que tanto tiempo ha impuesto. El nuevo modelo trata sobre cómo incrementar los ingresos por usuario (revenue per user – RPU) entre los diversos modelos – no exprimir tanto como sea posible de cada compra. Y así es como podremos hacer crecer a toda la industria y trabajar para proteger un negocio que está en caída.

El éxito de la noche a la mañana lleva mucho tiempo. Citando a Daft Punk – trabaja más duro, hazlo mejor, hazlo más rápido, haznos más fuertes, más que nunca, hora tras hora, nuestro bajo nunca termina.

Ya conocéis mi muy buena opinión sobre Spotify, y puedo decir que es el único servicio de música que me ha hecho dejar el torrent o emule; y que incluso me está haciendo plantearme la opción de pagar por ello. Y eso es decir mucho :-) . Poco más tengo que añadir a las palabras de Daniel, sólo se merecen mi más sincera felicitación y pedirles que mejoren la organización de la librería cuanto antes.

No insulten al artista

No me gusta meterme en política por aquí, pero como esto es una lucha entre la neutralidad de Internet o la censura, tengo que tomar postura. Copio y pego de una noticia del lunes:

Del otro lado, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, y la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, han denunciado que quienes desprecian a los artistas con sus “insultos” lo que están haciendo es “bramar contra un país” y hacer daño a quienes trabajan por “mejorar la democracia y crear empleo”.

Con todo, González-Sinde y Pajín han defendido durante un acto de campaña en el Círculo de Bellas Artes de Madrid para las elecciones al Parlamento europeo que los que defienden la libertad y la creatividad “no se arrugan” y son “capaces de alzar la voz no para intimidar, sino para construir”. De hecho, la secretaria de Organización ha animado a los artistas a que sigan “alzando la ceja” para criticar cuando lo sientan necesario.

Punto uno. Nadie ha insultado a los artistas. Lo único que decimos es que el presente y futuro de la industria musical y cinematográfica será muy distinto al pasado; por mucho que quieran envitarlo Sinde, SGAE y amigos. Los que van a pasarlo mal son las empresas que hacen de intermediarios.

Punto dos. Todos tenemos claro que los artistas son pro PSOE en general; pero les pediría que reflexionasen y pensaran en el futuro del país, en las ventajas de Internet, en sus avances. No puede ser que haya censura, se espíen las comunicaciones y se eche a la gente de Internet por hacer algo con lo que no pierde nadie (dejar de ganar que es otro asunto).

Punto tres. Si quieren de verdad construir el futuro, olviden el canon, olviden la ley de Sarkozy. Los músicos tienen que ganarse la vida cantando en conciertos y cobrando a los que usen sus canciones comercialmente. Y los artistas y directores de películas, tienen que apoyar un portal web que mejore las posibilidad del P2P. Donde sea posible alquilar cualquier película en varios tipos de calidad, con subtítulos, con extras. Recuerden, más vale vender 10 a 1, que 1 a 10.

Apple llega a un punto de saturación con los iPods

Nota: Todo este análisis es viendo el mercado americano pero se puede aplicar relativamente igual a otros mercados.

iphone_appsEs interesante ver como el mercado de los reproductores mp3 ha ido creciendo hasta llegar a cifras de más del 90% en adolescentes. Apple ha conseguido penetraciones del 86% con sus iPods en esta franja de edad. Todo una mezcla de un buen producto, un uso fácil, buen diseño y buen marketing. Hay productos técnicamente mejores, pero si no han sabido venderlos es que no son mejores a nivel general (por la razón que sea).

Ahora Apple se enfrenta a la cumbre del mercado, y eso significa que va a empezar a vender menos iPods, porque como bien podréis suponer, los teléfonos van a suplir ese mercado. Aquí es donde Apple va a poner la carne en el asador, en transformar sus clientes de iPod en clientes de iPhone. Por eso tanto marketing de colocar al iPhone como una consola, como un mini ordenador con miles de aplicaciones, con un acceso permanente a Internet. Aunque se enfrente con el problema precio. No es coste fijo, si no variable durante 24 meses; y no está claro que los padres vayan a permitir a sus hijos tarifas de $60 mensuales.

Apple se ha dado cuenta y en alguna ocasión ha reconocido este problema, cuya solución podría venir en Junio con dos tipos de iPhones nuevos. Uno que reemplaza al actual (cámara de 5 megapíxeles) y otro modelo más básico con planes de datos más flexibles y baratos (cámara 3 megapíxeles).

Respecto a iTunes, el 97% de los jóvenes que compran música lo hacen vía la tienda de Apple. Aunque eso sí, el 60% de los adolescentes americanos descargan música vía torrent y similares (más otro tanto que no lo reconoce en encuestas). Y todo eso a pesar de las multas de la RIAA y similares.

Spotify y su usabilidad, la mejor arma contra el P2P

Spotify es un ejemplo de como la usabilidad puede competir al p2p

vía Antonio Delgado

Es algo que yo ya había dicho el otro día y en muchísimas otras entradas sobre música y piratería, pero Antonio lo ha dejado muy claro en ese twit. La usabilidad vende. Si tu haces algo más fácil de usar que el P2P ganarás la batalla. Porque el P2P conlleva buscar, tener que elegir qué disco estará bien, esperar a que se baje, etc. Además deberías abrir los puertos, y dejarlo por la noche encendido. No es tan usable como puede ser. Y Spotify sí que lo es, y con creces.Todavía sigo alucinado con él, como estamos todos los que lo hemos probado y nos hemos enganchado. Al enseñarselo a familia y amigos más de uno se ha quedado con cara de tonto, de que hayamos evolucionado tanto. Falta ver cómo continua pero pinta bien. Por cierto, me estoy replanteando continuar mi experimento de escuchando.es. Con la API de Spotify que van a sacar en breve se podrán hacer cosas interesantes.

Y poner la usabilidad como primera máxima, es algo que también deberían hacer las productoras de series y películas, las cadenas de TV. Porque son los siguientes. Queremos acceder a cualquier programa cuando queramos y en la televisión. Que pongan anuncios antes, en el medio y al final; como ya hacen en las webs de las cadenas americanas. Ya no nos gustan los horarios, ya no queremos amoldar nuestra vida a sus horarios si no ellas se deben amoldar a nosotros. Y por primera vez en la historia es técnicamente posible. ¿A qué esperan? ¿Quiéren llegar a la situación de las discográficas o quieren coger el toro por los cuernos y dar el paso al futuro?

Nota: veo que acaban de menear la noticia, y se están quejando que digo P2P cuando realmente debería decir “la mejor arma contra la descarga de música en eMule, torrent, ares etc”. Sé totalmente que P2P es el protocolo y que Spotify funciona parcialmente mediante P2P (de hecho sus creadores crearon uTorrent). Pero por cuestión de hacer el título más corto, he tenido que poner eso. Perdonadme :-)