Picasso y el valor del trabajo

La leyenda dice que Pablo Picasso estaba haciendo bocetos en el parque cuando una mujer calva se le acercó.

“Eres tú — Picasso, ¡el gran artista! ¡Haz un boceto de mi retrato! Por favor.?

Picasso aceptó. Después de haberla estudiado durante un momento, hizo un solo movimiento con el lápiz para crear su retrato. Y mostró a la mujer su obra de arte.

“¡Es perfecto!? exclamó. “Has conseguido capturar mi esencia con un solo movimiento, en un momento. ¡Muchas gracias! ¿Cuánto te debo??

“Cinco mil euros,? respondió el artista.

“Mmm, ¿cuánto?? se asombró la mujer. “¿Cómo puede ser que pidas tanto por este dibujo? ¡Sólo tardaste un segundo en hacerlo!?

A lo que Picasso respondió, “Señora, he tardado mi vida entera.?

Y es que lo que tardamos en hacer algo no se corresponde con el valor de esa acción.

(Vía 37Signals)