Revolución digital y cambio generacional

Vengo de explicarle a mi abuela por enésima vez cómo ver la televisión con el decodificador de la TDT. Lleva ya mes y medio pero se sigue liando con los mandos, se le olvida que no puede usar el mando de la TV para cambiar de canal. Y no os digo nada de enseñarle a usar el DVD y conseguir pasar los “10 menús” que hay antes de poder ver las películas que le dejamos.

Cambio generacional

Estoy harto de escuchar a personas de 45-60 años decir que cuando se jubilen van a aprender a usar un ordenador y navegar por Internet porque parece que hay muchas cosas interesantes. Estoy harto de ver cómo la gente se cree que para entrar en Internet hay que abrir el símbolo de Internet Explorer y que hay que abrir Google. Estoy harto de explicar a adolescentes cómo descargar vídeos o canciones de YouTube.

Obviamente no estoy tan harto, es simplemente una exageración para demostrar una vez más que no existe un cambio generacional en el uso de las tecnologías; simplemente cada persona tiene distinto interés a la hora de aprenderlas y descubrir nuevas posibilidades. Quien quiere aprender, aprenderá; da igual la edad, sólo el interés. Y quien ve el ordenador e Internet como un obstáculo o una máquina estúpida lo seguirá viendo así por mucho que le cuentes las bondades. Me he encontrado con personas de 80, 50, 24, y 12 años que me responden exactamente lo mismo cuando hablo de las posibilidades de Internet; la misma respuesta incrédula.

Revolución digital en España

Nosotros vemos como en España tenemos un presidente que no habla inglés, que no tiene un ordenador en su despacho luego no usa Internet para trabajar, que tiene a un ministro que hace propuestas para cargarse la neutralidad de la Red de la mano de Telefónica, que aprueba leyes que permitirían cerrar a Google por compartir enlaces.

¿Cómo queremos cambiar el modelo productivo de este país si nuestro gobierno no entiende cómo funciona Internet? ¿Cómo cree Zapatero que los jóvenes podemos creernos que la Ley de Economía Sostenible va a cambiar el modelo de ladrillo y turismo hacia una sociedad más tecnológica e innovadora? Por muy estúpidos que seamos, o muy pro-psoe que seamos es imposible creerlo.

No es cuestión de tener a 100 asesores comentándote las bondades de las nuevas tecnologías o del nuevo modelo de marketing y venta de contenidos en Internet. No es cuestión de hacer números y ver cuántos votos puedes ganar apoyando a ese sector. La cuestión es sentirlo, verlo con tus propios ojos, explorar cada mañana Internet y ver las nuevas noticias, ver los cambios que se están produciendo en las pymes y empresas a la hora de anunciarse, de llegar a sus clientes, de llegar a acuerdos con otras empresas, de ahorrar costes, de diferenciarse de la competencia, de vender tus productos, de darse cuenta que se eliminan intermediarios, del poder de la libertad y crecimiento de la red.

Ley de Economía Sostenible

Mucho he protestado sobre esta nueva ley que quiere aprobar el PSOE, pero realmente lo peligroso no es que cierren webs si no la forma de romper la separación de poderes, quitando a los jueces de en medio para hacer lo que les de la gana a la SGAE y compañía. David Bravo ha escrito una excelente carta al Consejo General del Poder Judicial denunciando esto mismo que he comentado, con pelos y señales de todas las resoluciones judiciales en contra de los intereses de la SGAE y sus declaraciones para conseguir leyes y órganos administrativos a su medida.

Digo que no me preocupa el cierre de webs porque si cierran 10, saldrán 100. Y eso si esta ley consigue algo, porque no soy el primero en animar a todo el mundo a denunciar a Google por alojar enlaces a contenidos protegidos y ganar dinero con ello. Creo que puede ser el perfecto caballero blanco. Ya esta semana metió a España en una lista de países que censuran, y no sería extraño que diera más caña si nuestro gobierno sigue soltando perlas.

Conclusión

Lo que más me preocupa es que no estamos aprovechando la crisis para hacer la revolución digital que España necesita. No podemos ser un país de agricultores, ni de olivareros, ni de turismo barato, ni de ladrillo. Si seguimos esa senda, vamos a tener crisis eterna. Tenemos que dejar de seguir las pisadas de los países más avanzados y cogerles.

No todo se ha hecho mal, la decisión de adelantar el apagón analógico de la TV un par de años ha sido una decisión muy buena para vender tecnología a otros países de Europa;  y el impulso de las energías renovables es fundamental para nuestra independencia energética.

Podemos corregir el rumbo, pero tristemente sólo sucederá cuando tengamos un gobierno y un presidente que entienda el poder de Internet. Un gobierno que no tenga miedo a abrir todos los datos del Estado a Internet para que salgan aplicaciones y servicios útiles (Eso es lo que pretenden desde Pro Bono Público, va a haber un concurso este fin de semana AbreDatos). Un gobierno que deje de hacer leyes a medida de industrias del siglo XX y que se preocupe de desarrollar las industrias del siglo XXI. Un gobierno que sepa diferenciar entre creador e industria cultural. Un gobierno que afirme tajantemente que la neutralidad de la red es imprescindible para nuestro futuro.

Y aumento el alcance, unos políticos que cuando legislen sobre tecnología e Internet sepan de lo que están hablando y lo que están votando. Si algo hemos sacado en claro de las reuniones que han tenido diversas personas con representantes políticos sobre el #manifesto, es que no tienen ni puñetera idea de cómo funciona Internet, de lo que estamos diciendo, de si hay oferta legal o no, de si es realmente posible perseguir la “piratería”, etc. No lo saben, y parece que están muy bien como están; ya se preocupará la siguiente generación… total, 20 años en tecnología no es nada.

Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet” – II

El Consejo de Ministros aprobará hoy viernes en Sevilla – en pleno puente de San José – ese engendro llamado “Ley de Economía Sostenible”, que incluye la conocida como “Ley Sinde”, que permitirá el cierre de páginas web en sólo cuatro días. Me sumo a los blogs que republican hoy el manifiesto conjunto del pasado mes de diciembre. Es la primera vez en este blog que se repite una entrada, pero la extrema gravedad del tema lo merece. Si tienes página en la red, si publicaste en su momento el manifiesto, si la red es para ti algo importante; te invito a hacer lo mismo:

Ante la inclusión en el Poyectroyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

No insulten al artista

No me gusta meterme en política por aquí, pero como esto es una lucha entre la neutralidad de Internet o la censura, tengo que tomar postura. Copio y pego de una noticia del lunes:

Del otro lado, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, y la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, han denunciado que quienes desprecian a los artistas con sus “insultos” lo que están haciendo es “bramar contra un país” y hacer daño a quienes trabajan por “mejorar la democracia y crear empleo”.

Con todo, González-Sinde y Pajín han defendido durante un acto de campaña en el Círculo de Bellas Artes de Madrid para las elecciones al Parlamento europeo que los que defienden la libertad y la creatividad “no se arrugan” y son “capaces de alzar la voz no para intimidar, sino para construir”. De hecho, la secretaria de Organización ha animado a los artistas a que sigan “alzando la ceja” para criticar cuando lo sientan necesario.

Punto uno. Nadie ha insultado a los artistas. Lo único que decimos es que el presente y futuro de la industria musical y cinematográfica será muy distinto al pasado; por mucho que quieran envitarlo Sinde, SGAE y amigos. Los que van a pasarlo mal son las empresas que hacen de intermediarios.

Punto dos. Todos tenemos claro que los artistas son pro PSOE en general; pero les pediría que reflexionasen y pensaran en el futuro del país, en las ventajas de Internet, en sus avances. No puede ser que haya censura, se espíen las comunicaciones y se eche a la gente de Internet por hacer algo con lo que no pierde nadie (dejar de ganar que es otro asunto).

Punto tres. Si quieren de verdad construir el futuro, olviden el canon, olviden la ley de Sarkozy. Los músicos tienen que ganarse la vida cantando en conciertos y cobrando a los que usen sus canciones comercialmente. Y los artistas y directores de películas, tienen que apoyar un portal web que mejore las posibilidad del P2P. Donde sea posible alquilar cualquier película en varios tipos de calidad, con subtítulos, con extras. Recuerden, más vale vender 10 a 1, que 1 a 10.

¿Ordenar Internet? Si la ventaja de Internet es su desorden!

Algunos dicen que a los ministros hay que dejarles que actúen y hablen para saber lo que van a hacer, que no se les puede prejuzgar. Pero la cosa cambia si esa persona tiene ya un historial de frases mágicas. Y ya termina de rematarse si Sinde abre la boca y dice cosas como:

Los internautas saben que hay que ordenar el espacio que es Internet, que es el medio más fabuloso para la difusión del conocimiento, de la información, de la cultura y de la comunicación.

Pero estamos un poco por detrás de otros países europeos y debemos encontrar una manera razonable para todos, tanto usuarios como los que generan los contenidos, porque si no nos vamos a quedar sin contenidos

¿Ordenar Internet? En serio, ¿ordenar Internet? Podrías haber dicho otra cosa y podría tener sentido aunque no estuviese de acuerdo, pero ¿ordenar Internet? Enésima burrada de la nueva estrella de ZP. Señora, Internet es desordenado por definición. No hay núcleos, no hay nadie que lo controle, está creado así para soportar cualquier tipo de ataque; tanto de terroristas como de incultas como usted. Esa es la gran ventaja de Internet, que cualquier puede crear sus webs, las mejores se quedan y las malas desaparecen. Es un filtro natural, como los bosques en el Amazonas. Los más fuertes y mejores sobreviven, los otros mueren.

Se puede ordenar un cajón, una habitación, el escritorio del ordenador e incluso el inbox de GMail, ¿pero ordenar Internet? Ahí demuestras tu incultura señora ministra de Cultura. Tu ministerio no es de Internet, pero la cultura cada vez más DEPENDE de Internet para su difusión. Podemos discutir si queréis seguir recibiendo subvenciones por películas que poca gente ve, o por discos que poca gente escucha. Pero lo que no es discutible es intentar ordenar Internet porque es por definición imposible. Como dice tocameroque en Menéame:

Esto es como si alguien a estas alturas de democracia viniera con interés en “ordenar la sociedad”, ya tuvimos cuarenta años la sociedad “ordenada”. Más no. Internet es y debe ser reflejo de la sociedad no una caricatura de lo que el gobierno quiere que sea.

Algunos hasta se lo toman con ironía:

Si ya es un conjunto bien ordenado: desde 0.0.0.0 hasta 255.255.255.255.
Ya está, ahora déjenos en paz señora ministra.

Yo también estoy de acuerdo con la Ministra de Cultura.  ¡¡Internet esta desordenado!!
Cuando busco cualquier cosa en Google no me sale en orden alfabético. ¡Bravo Sinde!

Y para conseguirlo se lo preguntará a Bill Gates, el dueño de internet según Carmen Calvo

Si es que vaya ministros que tenemos. Ese es otro tema, el de la igualdad. Que pongan a alguien competente sea hombre o mujer pero que no anden con cuotas, porque luego ponen a mujeres como Calvo o Sinde y ya empiezas las coñas claro… Menos mal que hay otras que compensan el descalabro.

Yo no estoy apoyando que todo sea gratis, pero mientras no déis opciones seguiremos descargando. ¿Desde hace cuántos años llevo proponiendo que hagáis un videoclub en Internet para descargarse decenas de miles de películas para verlas en TV por 2-3€ ? Seguís sin hacerlo, y los pocos que hay sólo funcionan para Windows o tienen limitaciones que solo dejan verlos en el ordenador. Si me he comprado un TV de Alta Definición es para usarlo, asi que o nos vendéis lo que buscamos o nos buscaremos las castañas. Pero olvidaros ya de CDs y DVDs, eso es algo del pasado.

Y recordar, cada día que pasa será peor porque las webs con películas rippeadas serán más grandes, con más contenidos y de más calidad. Asi que seguid tardando a ver si os pasa como con la industria de la música.

De los 100 megas australianos a la nueva ministra de Cultura

Me despierto con que han cambiado los ministerios en España, y como dice Enrique, el de Cultura ha ido ¡¡De Guatemala a Guatepeor!!!!. “Es de espanto. Es como poner a alguien del Ku Klux Klan como ministro de igualdad…”. Creo que nos vienen tiempos malos en los que tendremos que protestar y salir a la calle. Sus declaraciones en contra de Internet son abundantes…

Y mientras en Australia el gobierno está construyendo una red para que el 90% de la población tenga una velocidad de 100 megas mediante fibra óptica. El 10% restante tendrá al menos velocidades de 12 megas por segundo, inalámbricamente (WiMax).

Pequeñas diferencias entre estar mirando al pasado y estar preparándose para el futuro.