Hulu debería cobrar

Está la blogosfera americana hirviendo con rumores sobre si Hulu va a empezar a cobrar o no. Hay un buen artículo resumen en Read/Write Web. Hulu es un muy buen servicio que usé todo el año pasado, y que desde que he vuelto de Estados Unidos he echado de menos. Antes no tenía que preocuparme de bajarme las series con el torrent, simplemente iba a Hulu.com y ahí estaban en alta definición. Tienen bastante controlado el acceso desde fuera de Estados Unidos (los proxies no funcionan, Hotspot tampoco). La única manera que he encontrado es usar los Amazon Web Services para conectarse vía tu servidor.

Dicen que no ganan suficiente dinero con la publicidad, a lo cual respondo como los de 37Signals, cobrad! Hay mucho miedo a cobrar pero cada vez estoy más de acuerdo con Jason Fried, no hay que temer a cobrar al usuario si tiene sun producto bueno. Lo que sucede en Internet es que hay muchísima competencia, y parece que si cobras juegas en tu contra. Miremos el ejemplo de Spotify, gratuito y con anuncios o de pago. Lo mismo pueden hacer en Hulu, y si lo hacen internacional mucho mejor. Yo pagaría 10-15€ al mes tranquilamente por ver todas las series en la web. Y lo digo en serio, quiero despreocuparme de tener que poner el torrent a bajar o de si ya está bajado o no. Únicamente quiero ver las series que me gustan cuando yo quiera, no pido más.

Comentan también que están trabajando en una aplicación para el iPhone y Android, que te permita hacer streaming. Casi vería más descargarlas en casa con wifi. Pero sin duda alguna es otra posible fuente de ingresos.

Reflexiones de Spotify tras cumplir un año

Daniel Ek, CEO de Spotify, ha escrito una magnífica reflexión sobre lo que ha sido este primer año de Spotify. Hay que aclarar que llevan un año a la luz del público pero que hay dos más de desarrollo si no me acuerdo mal. Su título es “El éxito de la noche a la mañana lleva mucho tiempo…” y es una verdad absoluta. Para que un producto triunfe de un día a otro se necesitan muchos meses y muchos años de trabajo. Todo tiene su preparación.

Si entendéis el inglés os recomiendo leerlo, aunque voy a anotar los puntos que más me han llamado la atención:

  • Deja bien claro que aunque estén creciendo a toda velocidad esta industria cambia muy rápido y un día estás en la cumbre y el día siguiente en el barro. Se necesitan años para consolidar un producto y un servicio.

Estamos comprometidos en construir un servicio de música que funciona en diferentes dispositivos, que te permite compartir tu música con tus amigos y que te permita elegir cómo quieres acceder a la música. No estamos interesados en crear hype para venderla rápidamente.

  • Según él, su principal fallo durante este tiempo ha sido no prestar más atención a los sellos discográficos y a los músicos; ellos son sus partners y sin ellos no habría Spotify. Asi que va a dedicar más tiempo para hacerles ver que este es el futuro y que ellos estén contentos de cómo se trata a su contenido.
  • Cuando alguien critica Spotify se alegra porque significa que importa a la gente. Saben que es un producto en progreso y esto es solo el comienzo. Algunos de los aspectos donde están mejorando son una mejor monetización, mejor gestión de la librería (va a haber cambios en las playlists), hacer Spotify más sociable (¿amigos?) y mejorar sus aplicaciones online. Haciendo casos a las ofertas de trabajo intuyo que van a sacar una web con más posibilidades (¿red social de música?), aunque me extrañaría que lo separaran de su aplicación de escritorio.
  • Tienen cientos de miles de suscriptores, son uno de los principales afiliados a las descargas de música (a pesar de que el 80% de los usuarios no saben que pueden comprar canciones) y ya han pasado la barrera del millón de euros por ingresos de publicidad al mes.
  • Ellos esperan que la industria de la música crezca hasta los 40.000-50.000 millones de dólares al año, que haya billones de reproducciones de canciones al mes; y que una gran cantidad de gente se pase de las descargas de música a las opciones legales (aceptemos aquí el término legal aunque en España no sea ilegal).

Sin embargo, para que esto suceda, la industria necesita pensar de forma innovadora y darse cuenta que el nuevo modelo de negocio en la música en una mezcla entre música con anuncios, descargas, suscripciones, merchandising y entradas de conciertos donde el usuario es lo principal y donde la clave para monetizarlo viene de la portabilidad y de los derechos de acceso.

Creo que esto es algo con lo que la mayoría de la gente en la industria estará de acuerdo, pero no sucederá si la industria continua forzando las tasas por reproducción que tanto tiempo ha impuesto. El nuevo modelo trata sobre cómo incrementar los ingresos por usuario (revenue per user – RPU) entre los diversos modelos – no exprimir tanto como sea posible de cada compra. Y así es como podremos hacer crecer a toda la industria y trabajar para proteger un negocio que está en caída.

El éxito de la noche a la mañana lleva mucho tiempo. Citando a Daft Punk – trabaja más duro, hazlo mejor, hazlo más rápido, haznos más fuertes, más que nunca, hora tras hora, nuestro bajo nunca termina.

Ya conocéis mi muy buena opinión sobre Spotify, y puedo decir que es el único servicio de música que me ha hecho dejar el torrent o emule; y que incluso me está haciendo plantearme la opción de pagar por ello. Y eso es decir mucho :-) . Poco más tengo que añadir a las palabras de Daniel, sólo se merecen mi más sincera felicitación y pedirles que mejoren la organización de la librería cuanto antes.

¿Qué hacer contra los piratas del streaming?

Me voy a poner en el puesto de Televisa (la empresa de medios en español más grande del mundo). Veo que en RojaDirecta.com están haciendo streaming de partidos de fútbol que yo tengo sus derechos, ¿qué hago? Puedo escribirles una carta amenazándoles y recibir una respuesta jocosa o puedo aprender que así no consigo nada y que tengo si esa web tiene éxito haciendo streaming a todo el mundo, yo debería hacerlo también.

Podría montar un portal donde los usuarios pudieran seguir los partidos en su ordenador por $3 con calidad muy buena; o si no tengo tantos recursos podría montarlo a través de YouTube Live. Digo más, podría cobrar o podría incluir publicidad en los vídeos tal y como hacen las cadenas de televisión. Al ser más fácil y de más calidad que esas emisoras piratas, casi todos los usuarios vendrían a mi plataforma ya que el precio es muy bajo.

Pero no, como tengo directivos anclados en el siglo XX, seguimos con lo de la carta…

PD: En Estados Unidos se pueden ver gratis todas las series online desde las webs de las propias cadenas, no hay problemas. ¡Y en alta definición por supuesto! Así es imposible que los webs piratas compitan.

La siguiente revolución de la TV está comenzando

Muchas veces lo he dicho, muchas veces otros blogueros e internautas lo han dicho. Estamos hartos de las parrillas de televisión actual. En general los contenidos son malos, pero hay programas, series y películas que merecen la pena. Sin embargo no podemos verlos, ya que los ponen a horas intempestivas, o los maltratan con cambios de horarios. O simplemente que no queremos estar atados a una hora, si no que lo queremos ver cuando buenamente podamos/queramos.

Hoy, el presidente de RTVE, Luis Fernández, ha anunciado que van a poner más de 1 millón de horas de programación en Internet. En concreto ha dicho:

“Los diez años de retraso de Radio Televisión Pública respecto a la Red han acabado”, ha dicho el máximo responsable de la televisión estatal. Los ciudadanos “podrán acceder a nuestro patrimonio audiovisual, todos los contenidos de los que tengamos derechos, bajo demanda y de forma gratuita”.

Luis Fernández considera internet “una gran oportunidad creativa” y apuesta por “la tercera era de la televisión”: infinidad de canales a través de una plataforma liberada de la tiranía de la programación, donde son los usuarios quienes deciden qué ven, cuándo y cómo.

¡Por fin! A ver si se convierte pronto en realidad. Ojo, no estoy apoyando que todo el contenido sea gratuito; si no que esté disponible para que cualquiera pueda verlo cuando quiera. Ahora bien, la pega es que queremos verlo en nuestros magníficos televisiores de LCD, no en un flash embedido de 200 x 300px, por muy buena compresión que tenga. Pero lo positivo es que vamos hacía allí, pasito a pasito; y este ha sido un paso muy importante.

Podemos hacernos más preguntas, como por ejemplo si es más interesante que funcione mediante streaming o mediante torrent para ahorrar gastos. O también, la esperanza de que no pongan limitaciones geográficas porque si quieren expandir el español como lengua sería contraproducente..

Otras frases interesantes:

Periodismo es periodismo y es obsoleto ya hablar de periodismo digital, igual que no hablamos de periodismo radiofónico o televisivo.

Por eso no se resiste a llamarle la larga cola de la TV, aplicando el concepto de Chris Anderson. Si la primera era fue la del mando a distancia y la segunda el crecimiento de los canales, la tercera es el fin de la dictadura de los programadores y la conversión de la televisión “en una gran plataforma de acceso a los contenidos”.

Y añadió la apuesta de la televisión pública que debe ser “brindar la información a los ciudadanos”. “Queremos traer el mundo a España, pero también llevar a España al mundo, y no sólo colgando telediarios en la Red, sino yendo más allá con una redacción propia”, dijo.

Por último, puso de manifiesto la intención de RTVE de “experimentar”. “Quienes más innovan son los usuarios, no los periodistas, y tenemos que aprender de ellos”, concluyó.

Seguiremos atentos a ver cómo evoluciona y si lo vemos en acción más pronto que tarde. Pero sin duda alguna, iniciativas como Muchachada Nui, Cámara Abierta o esta misma, hacen que uno se levante y aplauda.